COMO HACER FOTO TRANSFER FACILMENTE


 ¡¡Hola amores!!

Hoy os traigo un tutorial muy resultón y fácil de hacer y que podéis aplicar en diversas superficies. Son muchas las ideas que se me ocurren para darle diferentes aplicaciones, desde una bandeja, un cojín, una bolsa de tela o en muebles... Dejar volar la imaginación y se os ocurrirán muchas ideas para hacer con foto transfer. Yo estoy totalmente enganchada!!

Os recomiendo que utilicéis un foto transfer de calidad. Yo utilizo el de "La Pajarita", porque de todos los que he probado es el que mejor resultados me ha dado, muy real a la imagen a transferir

Estos son los materiales que utilicé:

  • - Foto transfer de "La pajarita"
  • - Paletina
  • - Chalk paint
  • - Madera de pino natural
  • - Fotocopia impresa en láser
  • - Barniz al agua

¡¡IMPORTANTE!!
La imagen a transferir debe estar impresa con una impresora láser, doméstica o de copistería, en papel normal de 80 gramos. Ten en cuenta que si la imagen a transferir lleva un texto, debes imprimirlo en modo espejo, porque la imagen se transfiere siempre al revés.

PASO A PASO:

Damos un par de capas finas a la madera. Yo utilicé chalk paint de "La Pajarita" en un color claro, esto es importante porque debéis tener en cuenta que en las fotocopias el color blanco no existe, es decir, no se imprime en tinta blanca,así que las partes en blanco que tenga vuestra imagen a transferir, se verán del color con el que pintes tu base, por eso yo he utilizado un color blanco.
  Lijamos ligeramente entre capa y capa.
 Aplicamos el foto transfer a la cara impresa de la fotocopia.
 Colocamos la fotocopia boca abajo, sobre la madera pintada. Estiramos el papel con las manos, para que no haga burbujas, ni pliegues. También puedes ayudarte de un trapito limpio.

¡¡SUPER TRUCO PARA IMPACIENTES!!
 Si eres impaciente como yo y no aguantas a que se seque al aire el foto transfer, te voy a dar un super truco, para que puedas hacerlo rápidamente y con los mismos resultados que si lo dejaras secar todo un día. Se trata de poner un trapo limpio y seco, sobre la base a la que has colocado ya la fotocopia con el producto y planchas encima del trapo, con la plancha a máxima temperatura, durante aproximadamente un minuto. Mientras planchas, asegúrate de que el papel no se pegue a la tela.
Aplicaremos agua con un vaporizador. Se trata de humedecer el papel, no de empaparlo, así que es mejor que vayas aplicando agua poco a poco y a medida que retiremos el papel y se vaya secando (siguiente paso).
 Ahora viene la parte más divertida y complicada. Retiramos el papel con la yema de los dedos. No vayas a clavar las uñas que si no arrancarás el papel!!
 Se trata de ir haciendo movimientos circulares con la yema del dedo, despacito y por toda la superficie. Hay que ser paciente e ir retirando las capas de papel poco a poco. Ten cuidado cuando limpies las virutas de papel, debes sacarlas del centro hacia los lados, para no cargarnos la imagen.
 Una vez hayamos terminado de retirar las capas de papel, limpiamos bien con un trapo seco, porque siempre quedan pequeñas virutitas de papel, difíciles de retirar con los dedos. 
 Para terminar debéis aplicar un protector. Podéis darle barniz en el acabado que más os guste, los hay mates, satinados y brillantes. También podéis aplicar el mismo producto foto transfer como acabado final, una vez seco es transparente.

¡¡Y este es el resultado!! He querido darle un toque vintage, por eso he desgastado algunas esquinas, pero eso ya al gusto de cada cual.

Espero que os haya gustado el tutorial y que os sirva de ayuda para perderle el miedo al foto transfer. Como veis es muy fácil de hacer y los resultados son espectaculares. El fin de semana pasado estuve haciendo unas cajitas con mi sobrina Sara, de 7 años y se le dio fenomenal. Es un producto al agua y pueden usarlo también los niños.

¿Te animas con el foto transfer?

VEsARTE: MADRID: LA MEZCLA DE ESTILOS PERFECTA


¡¡Hola amores!!

Hoy os voy a mostrar una tienda de la capital, que ha abierto sus puertas recientemente. Aunque a Esther  ya la conozco desde hace unos años, ya que he coincidido con ella en diversas ferias de antigüedades y vintage, donde ella y su hermano exponían piezas de su tienda de Valladolid, "Tusell Decor".

Ahora Esther González Rico, se ha trasladado a vivir a Madrid y ha apostado por un nuevo proyecto profesional en solitario, en el que ha unido su entusiasmo por el interiorismo, su gran experiencia en el sector (más de 20 años) con su singular  y exclusivo sello personal, que a mi  me fascina por lo reconocible y característico que es.

En VEsARTE Madrid se nota como cada una de las piezas ha sido seleccionada con mimo, apuestan por la mezcla de estilos, jugando con la iluminación y los materiales para conseguir una personalidad única. 

El estilo de VEsARTE, lo definiría como ecléctico, elegante y muy sofisticado. En la tienda conviven  a la perfección muebles y objetos contemporáneos, con antigüedades y piezas vintage "en la mezcla reside el éxito, esta es la base de la nueva decoración", comenta Esther González.

Siempre me ha llamado la atención la capacidad de Esther para jugar con los contrastes. Me enamora como mezcla los estampados más atrevidos, con piezas clásicas y su valentía para utilizar colores vivos en sus decoraciones, sin que pierdan armonía. 

Me gusta la gente que arriesga y que apuesta por lo diferente, por la creatividad, por lo rompedor... En el mundo de la decoración me parece algo realmente importante y fundamental para distinguirse del resto y tener éxito "se trata de la búsqueda del equilibrio visual, independientemente de las épocas y estilos" comenta Esther.


En VEsARTE Madrid los proyectos se estudian al detalle, trabajan con proyectos ya iniciados, (asumiendo la decoración y diseño interior de un espacio ya existente) como si se trata de una reforma y construcción nueva, ocupándose de la realización de planos, de la propuesta de distribución, instalaciones, nuevo mobiliario y por supuesto, de la realización y seguimiento de la obra, "Trabajamos poniéndonos en la piel de nuestro cliente desde el minuto uno. Nos gusta conocer sus gustos, necesidades y objetivos.".




 










  



Te recomiendo que visites el espacio de Esther González "VEsARTE Madrid", en la calle Fernando el Santo, nº 5, estoy segura que te va a sorprender y enamorar tanto como a mi.

Mucha suerte a Esther en su nuevo proyecto, fue un placer visitarla en su precioso espacio, donde nos atendió con su simpatía y amabilidad habitual.

¿Os ha gustado VEsARTE?
Decirme... ¿Qué os ha llamado más la atención de la tienda?


LA RENOVACIÓN DE MI SALÓN (Primera parte: Pintura de paredes)


¡¡Hola amores!!

La semana pasada os anunciaba que al fin iba a retomar la actividad bloguera y aquí estoy para contaros todos los cambios que va a sufrir mi salón... Y es que el pobre, a pesar de ser el sitio que más usamos de la casa, siempre ha estado decorado con cosas de aquí y de allí, sin una identidad propia y aunque también hemos ido cambiando mobiliario a lo largo de los 11 años que llevamos viviendo aquí, todavía siento que no me define en absoluto, que no tiene la personalidad que a mí me gustaría y por lo tanto, he decidido que ha llegado la hora de empezar a cambiarlo y darle un aspecto mucho más fresco y actual.

¿Cual es mi objetivo para este cambio?
Mi objetivo es aligerar el salón, que tenga toques bohemios, industriales y vintage. Ahora mismo está demasiado lleno de cosas, algunas muy diferentes, de mi anterior piso y mezcladas con cosas que hemos ido comprando con los años. La idea es que siga siendo un espacio acogedor, "multimezcla" pero mucho más maduro.


¿Qué cambios va a sufrir?

Aunque vamos a conservar muchas cosas, otras van a desaparecer para siempre, unas se irán al punto limpio y otras decorarán otras estancias de la casa o de mi taller.

De los muebles que tenemos, nos quedaremos con las dos mesas (la de centro y la de comedor con sus 6 sillas), el sofá, el aparador del comedor, el baúl y la mesita verde.

Desaparecerán: las dos sillas que tengo junto a la ventana (realizadas con unas persianas mallorquinas), el mueble modular blanco (enterito), el chifonier de pino, la rinconera de mi abuela.


La pared que va a sufrir más cambios es donde está ahora mismo el mueble modular, las demás seguirán (en principio) como están.

Construiremos un mueble para la televisión y una estantería, en hierro y madera teñida, de estilo industrial, que hemos diseñado Rubén y yo.

Cambiaremos la alfombra verde por una de fibra natural, mucho más fácil de limpiar (la que tengo ahora me trae por la calle de la amargura).

Colocaré un sillón que tapizaré yo misma, con una tela de terciopelo dorado preciosa, delante del ventanal.

Haré también algunos cambios en la decoración general, cambiaré algún cuadro y detalles. 

Pintaré las tres paredes que ahora mismo son de color arena/vainilla, en un color clarito.


Tengo dudas con...


Esta es la parte en la que necesito vuestra ayuda, porque no tengo nada claro que hacer con elementos como las lámparas de techo, que a decir verdad, no me disgustan las que tengo ahora, son muy básicas, blancas y pegan con todo, pero creo que un cambio de lámparas con la nueva decoración del salón, podría darle un cambio espectacular al conjunto, en mi opinión, unas lámparas pueden  mejorar (o empeorar) mucho la decoración de una estancia.

El biombo de Marilyn, le tengo mucho cariño porque fue lo primero que compré para esta casa, pero creo que ya ha llegado el momento de sacarlo... ¿Qué opináis?

En principio y como ya tengo bastante con todo el trabajo que se me avecina, para poder hacer estos cambios en el salón, voy a centrarme en sacar adelante los proyectos que os he comentado y cuando ya haya terminado con toda la lista, veré como encajan las lámparas con la decoración. Creo que será la forma de terminar de decidirme y convencerme. Pero me gustaría mucho leer vuestras opiniones al respecto (y también vuestra opinión sobre qué hacer con mi querida Marilyn).


Manos a la obra


Como este proyecto lleva estancado un año (un año en el que hemos tenido todos los materiales y el diseño, pero no hemos podido llevarlo a cabo por todo el trabajo que hemos tenido), he decidido que la forma de darnos el empujón para ponerlo en marcha de una vez, es empezar por pintar.

Para ello primero tuve que decidir si querría pintar todo el salón, o conservar la pared verde que tanto nos gusta y limitarme a pintar las de color arena... y finalmente opté por esto último. El color verde de esa pared siempre nos ha gustado mucho y hace un año que lo volvimos a pintar, por una avería que tuvimos, por lo que como está en buen estado la pintura, lo dejamos tal cual y voy a centrarme en las otras tres paredes del salón.

Teniendo en cuenta que el mueble que vamos a construir va a ser de estructura metálica en color negro y madera rustica, teñida en varios colores, es decir, que va a ser un mueble muy rotundo, con mucho carácter y más bien oscuro... la mejor opción para la pared es elegir un color claro, que contraste bien y aporte protagonismo al mueble.


¿Qué pintura y color he utilizado?

Para este cambio he utilizado una marca muy innovadora y ecológica: Graphenstone, que fabrica pinturas y materiales de construcción 100% naturales, que absorben C02.

Su proyecto me pareció muy interesante enfocado hacia la construcción sostenible combinando los materiales del pasado con la tecnología del futuro, siempre manteniendo los principios de economía circular. Su  proyecto  “Mi casa es un árbol”  quiere hacernos llegar la idea de que pintando la casa se pueden generar ambientes más sanos y contribuir a la limpieza del aire de las ciudades y de esta forma, ayudar a combatir el calentamiento global.

Tras investigar un poco, me decidí por probar Ecosphere Premium, una pintura 100% ecológica con grafeno y que absorbe CO2. Es una pintura única en el mundo, con una gran flexibilidad y dureza y que te permite reducir costes en aire acondicionado y calefacción por su conductividad térmica. 

Disponen de una gran variedad de colores, frescos y actuales. 

Yo elegí el color zendra. Me gustó porque  es una combinación de gris y tierra, pero muy claro. Una vez pintado ya en la pared, me encanta el juego de contrastes que hace, según va variando la luz en la estancia. Me parece un color relajante y que encajará a la perfección con los cambios que va a sufrir el salón.

Podéis comprar la pintura, haciendo clic aquí.

Pasos a seguir para preparar y pintar las paredes 



  • - Antes de comenzar a pintar, rapé con masilla todos los agujeros y desperfectos que tenía la pared. 

  • - Cubrir bien el suelo con papel y el techo, rodapiés, puertas y ventanas con cinta de carrocero.

  • - Posteriormente lijé las paredes y las limpié, primero pasando el aspirador y después con un trapo.

  • - Retirar los embellecedores de los enchufes y clavijas. Esto te ahorrará cinta de carrocero y perdida de tiempo.

  • - Recortar con una brocha todas las esquinas, marcos y enchufes. 


Opinión
Me gustó mucho la pintura Ecosphere Premium, cubre fenomenal, seca bastante rápido y atención... ¡¡No huele nada!! Puedes pintar y hacer vida al mismo tiempo en tu casa, al no producir nada de olor, la sensación es muy agradable.

Me parece una buena recomendación para haceros y os animo a que la probéis.

El salón ha ganado mucho con el cambio, aunque es cierto que ahora mismo, la sensación que te produce, la pared con el mueble modular blanco, es confusa, ya que parecen fundirse... Pero recordar que este es el primer paso para la renovación de mi salón y que después habrá otro mueble, en otros colores.


Sin embargo, me encanta la combinación del color  zendra y el verde musgo de la otra pared. El salón parece más amplio y luminoso.
Aquí podréis apreciar mejor el cambio.





  
  

   
    
  


¿Qué os parece mi proyecto de cambio del salón?
¿Os ha parecido interesante utilizar una pintura que os reducirá costes de aire acondicionado y calefacción?