miscelanea

REGALOS Y SUEGRAS... ¿SON COMPATIBLES?

20:20:00,22 Comments

¡¡Hola a tod@s!!

Por fín es viernes, yuhuuuu, ya era hora!!

Llevo unos días organizando los armarios de casa, guardando ropa de invierno en los altillos y bajando la de verano, porque aquí, en Madrid, hace ya muy buen tiempo y la ropa de entretiempo, casi no existe, pasas del invierno al verano en cero coma. No sé si algún día me acostumbraré a estos cambios drásticos de temperatura que por otro lado, me afectan un montón..

Y hablando de temperaturas... hace tiempo me subió y mucho, pero no fue por el calor seco de Madrid, nooo, fue por otra cosa que os voy a contar ahora...


Haciendo un poco de limpieza (como todos los años) apareció algo que tenía guardado en el fondo del armario, creo que olvidé que lo tenía y os soy sincera, lo olvidé a propósito, es de estas cosas que te mentalizas que quieres olvidar para siempre... Se trata de un cuadro que mi suegra, al poco de empezar a vivir juntos mi chico y yo, nos regaló. Es de estaño y lo hizo ella misma. 

Todavía recuerdo el día que nos lo trajo y yo, al abrir el paquete lo vi... fue uno de esos momentos de tierra trágame, de no saber donde meterme, ni que decir. No sé si es un defecto o una virtud, pero soy una persona muy expresiva; se me nota todo, cuando me encuentro mal o me encuentro bien, si estoy contenta o no lo estoy y por lo tanto, también si algo no me gusta...


El caso es que  mi cara tuvo que ser todo un poema, fui incapaz de decirle que me gustaba (porque no era verdad)... ella, orgullosa de su obra de arte, preguntó: "¿Os gusta?" su hijo respondió enseguida: "¡mamá, me encanta!" pero yo seguía con los ojos clavados en el cuadro, sin poder articular palabra... ni tragar saliva, me había quedado muda y eso es algo muy complicado que a mí me ocurra. 




Todos lo que me conocen, saben que soy muy directa y sincera, pero ese día opté ser diplomática, tratándose de quien se trataba... así que, transcurrido ese momento kit kat (que me hubiera encantado que durara eternamente) mi chico y su madre me miraron sonrientes, esperando escuchar mi respuesta. Quise hacerme la loca o la sueca, pero viendo esas caras sonrientes y angelicales, tuve que contestar con un "no es mucho de mi estilo, pero que trabajo te habrá dado", entonces fue cuando me remató del todo "estoy terminando la pareja, porque son dos" y empecé a sudar y a suuudarrrrrr... En ese momento me quedé muda y sólo pude esbozar una sonrisa (siii, era falsaaaa...) de esas en las que no enseñas los dientes, sólo juntas los labios con fuerza y haces el gesto de sonreír, pero no te sale enseñar los dientes, porque de hacerlo, se notaría más que es una sonrisa de mentirijillas.


Cuando se fue le pregunté a mi chico si de verdad le gustaba el cuadro, pensando que le habría dicho eso a su madre para no herir sus sentimientos, pero cual fue mi sorpresa cuando me dijo "claro que me gusta, ¿a tí no?" . Lo siento, no pude seguir siendo diplomática, mis principios me lo impiden  y con la mayor delicadeza del mundo le dije "no me gusta nada", yaa,  yaaaa, lo de la delicadeza era un decir.

Al final, el cuadro quedó guardado en un armario, después de dar mil vueltas con él, buscando algún sitio donde colgarlo sin que se viera demasiado (por si venía a casa mi suegra, que lo viera colgado al menos), pero no encontré ese lugar y lo guardé.

Tuve la suerte de que mi suegra se volvió vaga para las manualidades y nunca terminó el hermano mellizo del velero, con gaviotas incluidas (y me viene la canción de la Pantoja cada vez que lo veo, no puede ser un momento más hortera), así que me sirvió de excusa para no colgarlo, alegando que ya lo haría cuando tuviera los dos y así decidir mejor como colocarlos. Ahora ya tengo todos los huecos de la casa cubiertos, así que si algún día lo terminara, tendría la excusa de decir que no tengo espacio. Lo malo sería que mi chico se encaprichara y quisiera colgarlo, si o si,  sacando cualquier otra cosa, pero lo dudo... (quiero ser positiva y pensar que ese día nunca llegará).

No quiero que nadie piense que soy una desagradecida, todo lo contrario... Y mucho menos cuando alguien te hace algo con sus manos, porque sé con el cariño que se hacen estas cosas y el trabajo que dan hacerlas, pero es que no es el estilo de mi casa y francamente, es difícil de ver.

Ella nos ha hecho muchas cosas para la casa, todos los estores, paneles y cortinas, por ejemplo y alguna cosa más, pero siempre bajo "nuestra supervisión", es decir, eligiendo nosotros las telas y el diseño...Tiene unas manos de oro para la costura, sabe hacer de todo y lo hace siempre perfecto y se lo agradezco en el alma, porque nos ha ahorrado mucho dinerito, que de encargarlas en una tienda, hubieran costado un dineral. Pero lo cortés no quita lo valiente, los regalos inesperados de este tipo mejor no volver a recibirlos, aunque creo que ella ha debido darse cuenta, porque al poco nos vino con un pavo real gigante enmarcado, también de estaño, pero ahí no hizo falta que la tierra me tragara, su hijo le dijo que era un horror y que no lo quería, por lo que yo me callé (muy aliviada) y al final el pavo real fue a parar a casa de mis cuñados y ahí sigue, presidiendo el salón. Encima no era discretito, era en tamaño hiper, mega gigante y con un marco super rococó (ese día ya no sonaba la Pantoja en mi cerebro, sonaba "El Puma" y su canción "Pavo Real", otro momentazo hortera donde los haya).

Hoy, cuando he vuelto a reencontrarme con él, he sonreído al recordar la historia. He llegado a pensar en tunearlo de alguna forma, aprovechar el marco y mil cosas más, pero en el fondo, me da cosita hacer eso, soy así de tontorrona, así que seguirá guardado de por vida.

La moraleja de esta historia, no es otra que la siguiente... Nunca regales algo de un estilo opuesto al de la persona que lo va a recibir, dejándote llevar sólo por tus gustos y en el caso de las suegras, mejor que pregunten primero y se ahorrarán dinero y/o trabajo innecesario.

Por cierto, no os he enseñado el cuadro, si alguien al leerme pensaba que estaba exagerando, seguro que al verlo, cambiarán de opinión.

¿Qué os parece? 
Conmigo podéis ser sincer@s...


¿Vuestras suegras os han hecho algún regalo parecido? 
O por el contrario ¿tienen buen gusto?

También puede interesarte...

22 comentarios:

  1. jajajajaja!!!!!bueno, la verdad es que gracias a -dios no me ha hecho todavía ningún regalo parecido!!!! Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Lore ja ja que risa me dio tu historia, me imaginaba tu cara y me hizo mucha gracia a mi por suerte no me ha pasado igual mi novio me conoce y seguro salta para decir si me gusta o no, lo bueno q mi suegra no viene muy seguido a casa asi q puedo esconder cualquier cosa ja ja
    Un beso.
    Alita

    ResponderEliminar
  3. VICTORIA (Enviroments dreamers

    Que suertuda eres, como ves, yo no he tenido esa suerte, espero que nunca tengas que pasar por algo parecido jejeje

    Un besito

    ResponderEliminar
  4. ALITA

    Mi chico sabe también de bora lo qu eme husta y lo que no, el problema es que en ocasiones, no compartimos los mismos gustos y eso es un problema jejejeje y además, no siempre es capaz de decirle a su madre estas cosas, aunque menos mal que en el caso del cuadro del pavo real, no pasó lo mismo.

    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Bueno!!! voy a ser la 1ª,a mi me encanta el cuadro,de verdad,si quieres deshacerte de él,aqui hay un hueco.Pero entiendo y comprendo tú situación.De echo yo a los mios los tengo avisados,si lo que me regalen no pega con la decoración...no lo pongo.
    Como dice mi suegro...son de esas mentiras que valen un duro,seguro que a ella le hiciste feliz y no quedaste mal.Sigo pensando lo mismo...me gusta!!!!Bss apretaos!!!!

    ResponderEliminar
  6. Muy graciosa la historia, jeje. La verdad es que como manualidad está bien hecho, pero... es horroroso! jajaja. A mi me ha pasado al contrario: regalé un cuadro a una amiga, un cuadro comprado a un pintor que me costó una pasta y que me encantaba... pero que nunca ha colgado en su casa, y estoy convencida que es porque no le gusta nada y no se atreve a decírmelo.

    Pero vaya, lo peor que se puede hacer en estos casos es colgarlo por compromiso, así que bien hecho!

    ResponderEliminar
  7. Ay, Lorena... si yo te contara!!! (Pero ni bajo tortura lo haré, no vaya a ser que J lo lea y se entere de cuál fue el final de ese horrible juego de café que nos regaló su madre... jajajaja risa maléfica =)

    A lo mejor, si le hubiera puesto menos gaviotas al cuadrito... no, creo que ni así. Te doy toda la razón =)
    Yo tampoco hubiera podido disimular... ni colgarlo.

    Besos de finde!!

    ResponderEliminar
  8. CRISTALL Si es que todo es cuestión de gustos, yo entiendo que en una casa clásico, como la de mi suegra, sí que pegaría este cuadro pero la mía es más moderna, sin ser una casa de diseño, que para nada, es más bien ecléctica pero es eso, que no todos tenemos el mismo gusto y que hay que pensar que no sólo te guste a tí, sino a quien se lo regalas.

    De todos modos, creo que como dices tçu, actúe de la mejor manera posible, aunque si que es cierto que si volvierá a pasar algo parecido, habría que hablar con ella sinceramente.

    Ya hablaré contigo, mandame un mail.

    Un besito y gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  9. CASATIBURCIO

    Eso pasa algunas veces y es que lo que a nosotros nos puede parecer precioso a otra persona horrible, en el tema de los cuadros veo que pasa mucho eso, es una cosa muy personal, por eso yo nome atrevería a regalarle un cuadro a nadie, sin saber que le gusta a ciencia cierta...

    Un besito.

    ResponderEliminar
  10. INGRID
    jajajajajajaja me comprendes!!! que sería de ese juego de café?? jajaja

    Como ves, era dificil mantener el tipo con semejante regalito...

    Otro besito pata tí, guapa.

    ResponderEliminar
  11. Es tremendo, te sientes fatal, pero no quieres cargar con el muerto ( todos tenemos nuestra versión de tu historia). La verdad, el cuadrito,se las trae...

    Buen finde

    ResponderEliminar
  12. Hola,la verdad es que hay regalos que te dejan en un compromiso que para que.Tienes que dar las gracias y encima no herir a tu compañero,al fin y al cabo es su madre,no quieres que forme parte de tu casa y por otro lado, no lo puedes tirar(por un tiempo,claro esta)......creo que por esto,pasamos todas.

    ResponderEliminar
  13. ¡Mándamelo!. Sin marco, claro, que me parece que no le pega nada. Jeje, Cristall, que haga un sorteo entre nosotras.

    Mi suegra también hace cositas. Una temporada con el ganchillo nos llenó de bufandas. Algunas preciosas, otras fueron a la basura sin estrenar. (Qué miedooooo)Y lo que cuesta componer un poco la expresión cuando lo recibes...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Jajajajjaj, me reía imaginando tu expresión! qué momentos!! jjajaja! A mí mi suegra me da dinero y me compro algo, es lo mejor, además así le digo mire el espejo del dinero de los Reyes, o esto o lo otro. Pero mi madreeeeeee , mi madre me compraba cosas sin preguntarme y como le decía no no lo quiero , me decía qué rara eres, hija!!! sí mamá, soy rara ale!! jajajja, pero no lo quiero, jeje. Lo hacen con tan buena intención.. pero claro para gusto los colores.
    El juego de café de Ingrid jajajaj, qué cosas pasan!

    ResponderEliminar
  15. jajaja, yo por suerte o por desgracia no tengo suegra ahora mismo, pero vamos, que la última que tuve todo un cielo de persona y siempre me compraba cosas monísimas!

    El cuadro no esta mal del todo, si solo fuera el barco! Eso sí, el marco feo refeo!

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Jajaja, pues sí que es feo, sí. Pero me parece peor el del pavo real! Al menos no tuviste que colgarlo =)
    No me llevo bien con mi suegra así que nunca me ha hecho un regalo.
    besicos

    ResponderEliminar
  17. MINIMA LOVES, me siento comprendida por vosotras!!! muchas gracias!! jeje

    ResponderEliminar
  18. JOSUNE, sí, veo que esto es otro de los muchos grandes tópicos...

    Y es cierto que es un compromiso tremendo y se pasa fatal, pq te ves en una encrucijada tremenda jejejeje pero todo tiene un final feliz, ya os contaré...

    ResponderEliminar
  19. PIPA jajaja el cuadro veo que le han salido fans!! dentro de poco os contaré el final de la historia, porque dentro de poco cambiará.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. CELESTE jajajaja que graciosa!! la verdad es que eso jamás me ha pasado con mi madre, suele tener gustos parecidos a los míos pero si no fuera así, haría como tú y se lo diría, claro que no es la misma confianza... jajajaja

    Besos guapi.

    ResponderEliminar
  21. TORMENTINA la verdad es que mi suegra y yo no nos complementamos mucho en gustos decorativos, a mí no me gusta el suyo y a ella supongo que el mío tampoco, aunque la mujer se va modernizando y ya le gustan cada vez más cosas de la casa, supongo que es como todo, conocerse bien, seguro que de ser ahora, estoy convencida que a la mujer ni se le hubiera ocurrido regalarnos eso, viendo nuestros gustos, pero claro, pagó la novatada jejejeje

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. RACHEL jajajajajaja es que ni te imaginas como es el cuadrito del pavo real, es, es, essss... indescriptible!! jajaja la mía y yo, no es que tiremos cohetes tampoco, pero bueno, vamos tirando... que ya es!

    Besossssss

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para mí, sin ellos no sería capaz de mejorar y de seguir adelante con este blog.
¡¡Muchas gracias por venir y comentar!!