SEGUIMOS CON EL RECIBIDOR...

¡¡Hola!! ¿Cómo va la semana? ya no queda nada para el fin de semana, así que si estáis pasando una semana regulín regulán, como yo, pensar en eso..

La semana pasada, ya sabéis los que seguís el blog, tuve un fin de semana rarito, de esos torpes y ameigados, todo se me caía de las manos, se rompieron cosas de forma inexplicable y he tenido que dejar el proyecto del tuneo de mi recibidor para más adelante (sólo espero que no sea por mucho tiempo) y es que el tema no ha terminado ahí. Mi chico ha perdido el ticket de compra de la lijadora, con esa manía que tiene de no guardar los tickets de compras importantes y en garantía... él es así, despistado y un desastre, que le vamos a hacer, no cambia... pasado el disgusto y el cabreo inicial, pensé en frío y pensé que podría haber alguna solución (lo que sea, antes de comprar una lijadora nueva) así que recordé que había sido pagada con tarjeta, por lo que en el banco nos podrían dar una copia del recibo.

Con todos mis respetos a las personas que trabajan en bancos, concretamente a los que trabajan en caja, pero... ¿por qué son CASI todos tan desagradables? ¿acaso tienen un trabajo tan estresante? porque vamos, yo no los veo agobiarse cuando tienen una cola de 15 personas esperando, ni nada... Estaréis pensando que me estoy llendo por los cerros de Úbeda, pero es que vengo indignada del banco... hoy que por fín he podido ir a pedir el recibo, porque antes no he tenido tiempo libre para hacerlo (y al banco no hay que ir con prisa) van y me dicen lo siguiente:

  1. Los recibos de más de 6 meses de antiguedad (el mío tiene 9 meses) y que tengan que buscarte en el banco, te cobran por buscarlo e imprimirlo.
  2. Lo que más me ha indignado... "Señora, es que hay que guardar los tickets, que es que buscar eso es mucho trabajo y tiempo, ven mañana a ver si te lo tengo".
No sé como se puede ser así, no lo entiendo... me fui de allí con un tremendo mosqueo, aunque no creáis que me quedé callada ante el borderío de la señora cajera... le dije que "ya sé que hay que guardar los tickets, como otra cosa no me diga... pero lo hemos perdido y lo necesitamos y usted no tiene que decirme nada, si le cuesta tanto trabajo buscarlo, como para tener que venir mañana, pues tendré que venir, ahora que si vengo y no está, entonces si que me voy a enfadar"  por dentro, además de eso, estaba pensando más cosas, entre otras, decirle que yo de señora nada... que manía esta gente que es más mayor o de la misma edad que tú y te llaman señora, me da una rabia... ya me ha pasado en alguna ocasión y alguna vez, hasta me he rebelado jajajajaja pero eso de que me tratara como si fuera boba, diciendome eso de que hay que guardar los tickets, con lo cabreada que estaba ya con mi chico por eso y encima, la señora cajera, es de esas personas que te hablan, sin mirarte a la cara y con cara de borde, como si te estuvieran perdonando la vida... es que me sentó fatal.

Así que hasta mañana no sabré que pasará, porque lo mismo voy y me dice que no lo ha encontrado, entonces sí que me da algo. Mientras tanto, sigo maquinando y eso es malo, porque cada día se me ocurren cosas nuevas.

Os cuento...

Hace unos días me llegaron las muestras de papel pintado que pedí, para ver si me decidía a forrar los cajones de la cómoda dichosa y claro, no es lo mismo verlos en la mano que verlos en la web. son todavía más bonitos de lo que imaginaba y hay uno de ellos que me ha dejado totalmente enamorada. Visto en la web no me decía nada, pero es que en la tienda virtual no se aprecían las texturas que tiene, yo le he echo una fotito para que podáis apreciarlo mejor...


¿A qué es súper bonito? En realidad, todos lo son, pero es que este me ha gustado tanto, tanto... que estoy pensando en empapelar las paredes del recibidor con él, serían las paredes que van en naranja, ya os dije que aunque no me disgusta del todo, tampoco termino de verlo, como me dijo CASATIBURCIO, lo veo demasiado cálido. No era la idea que tenía en un primer momento, pero es que a mi chico, también le ha encantado y lo tengo medio convencido ya... siempre quisimos empapelar alguna pared en casa, con un papel chulo y al final, nunca lo hemos echo, porque nos parecía muy difícil, pero alguna vez tendrá que ser la primera, digo yo...

Mi amiga Toñy, del BLOG DE CELESTE me ha echo unos montajitos, para ver más o menos el efecto que haría el recibidor con el papel, pero pensar que en estos montajes, no están echos los cambios que tengo pensado hacer a los muebles, pero es para darme una idea más o menos... (muchas gracias mi Toñy del alma)

OPCIÓN A: Con todas las paredes que están pintadas en naranja, empapeladas...



OPCIÓN B: Empapelar sólo una pared y las demás en blanco roto o beige...



A mí me gusta más la opción A, tenéis que pensar que mi recibidor es así ahora...

No se vería tanta pared empapelada, porque si os fijáis tengo una puerta que es la de acceso a la cocina, por lo que se vería más ligero y creo que le daría mucha luz al recibidor. Eso sí, de convencerme a ponerlo, la cómoda iría pintada muy sencilla, porque el papel ya aportaría mucho protagonismo.

De momento no hay nada decidido, tengo que darle unas vueltas al tema y camelar un poco a mi chico, que es muy echado para atrás para estas cosas, yo en cambio, soy todo lo contrario.

Así que, como estoy en el momento kit kat, con el tema lijadora... estos días, hasta que tenga ya la solución a mis problemas con el bricolaje, me decidiré al fin, aunque me gustaría que me dierais vuestras opiniones sinceras al respecto, QUE SI NO OS GUSTA EL PAPEL, TAMBIÉN ME LO PODÉIS DECIR...

Mientras tanto, estoy enfrascada en un mini tuneo, del que os dejo una foto en pleno proceso, a ver si sabéis lo que es jejejejeje


No es dificil el misterio, pronto os lo desvalaré...

BESOS!!!

My Instagram

Copyright © AMOR POR LA DECORACIÓN. Hecho con por Lorena Pose