miscelanea

SEGUIMOS CON EL RECIBIDOR...

12:51:00,12 Comments

¡¡Hola!! ¿Cómo va la semana? ya no queda nada para el fin de semana, así que si estáis pasando una semana regulín regulán, como yo, pensar en eso..

La semana pasada, ya sabéis los que seguís el blog, tuve un fin de semana rarito, de esos torpes y ameigados, todo se me caía de las manos, se rompieron cosas de forma inexplicable y he tenido que dejar el proyecto del tuneo de mi recibidor para más adelante (sólo espero que no sea por mucho tiempo) y es que el tema no ha terminado ahí. Mi chico ha perdido el ticket de compra de la lijadora, con esa manía que tiene de no guardar los tickets de compras importantes y en garantía... él es así, despistado y un desastre, que le vamos a hacer, no cambia... pasado el disgusto y el cabreo inicial, pensé en frío y pensé que podría haber alguna solución (lo que sea, antes de comprar una lijadora nueva) así que recordé que había sido pagada con tarjeta, por lo que en el banco nos podrían dar una copia del recibo.

Con todos mis respetos a las personas que trabajan en bancos, concretamente a los que trabajan en caja, pero... ¿por qué son CASI todos tan desagradables? ¿acaso tienen un trabajo tan estresante? porque vamos, yo no los veo agobiarse cuando tienen una cola de 15 personas esperando, ni nada... Estaréis pensando que me estoy llendo por los cerros de Úbeda, pero es que vengo indignada del banco... hoy que por fín he podido ir a pedir el recibo, porque antes no he tenido tiempo libre para hacerlo (y al banco no hay que ir con prisa) van y me dicen lo siguiente:

  1. Los recibos de más de 6 meses de antiguedad (el mío tiene 9 meses) y que tengan que buscarte en el banco, te cobran por buscarlo e imprimirlo.
  2. Lo que más me ha indignado... "Señora, es que hay que guardar los tickets, que es que buscar eso es mucho trabajo y tiempo, ven mañana a ver si te lo tengo".
No sé como se puede ser así, no lo entiendo... me fui de allí con un tremendo mosqueo, aunque no creáis que me quedé callada ante el borderío de la señora cajera... le dije que "ya sé que hay que guardar los tickets, como otra cosa no me diga... pero lo hemos perdido y lo necesitamos y usted no tiene que decirme nada, si le cuesta tanto trabajo buscarlo, como para tener que venir mañana, pues tendré que venir, ahora que si vengo y no está, entonces si que me voy a enfadar"  por dentro, además de eso, estaba pensando más cosas, entre otras, decirle que yo de señora nada... que manía esta gente que es más mayor o de la misma edad que tú y te llaman señora, me da una rabia... ya me ha pasado en alguna ocasión y alguna vez, hasta me he rebelado jajajajaja pero eso de que me tratara como si fuera boba, diciendome eso de que hay que guardar los tickets, con lo cabreada que estaba ya con mi chico por eso y encima, la señora cajera, es de esas personas que te hablan, sin mirarte a la cara y con cara de borde, como si te estuvieran perdonando la vida... es que me sentó fatal.

Así que hasta mañana no sabré que pasará, porque lo mismo voy y me dice que no lo ha encontrado, entonces sí que me da algo. Mientras tanto, sigo maquinando y eso es malo, porque cada día se me ocurren cosas nuevas.

Os cuento...

Hace unos días me llegaron las muestras de papel pintado que pedí, para ver si me decidía a forrar los cajones de la cómoda dichosa y claro, no es lo mismo verlos en la mano que verlos en la web. son todavía más bonitos de lo que imaginaba y hay uno de ellos que me ha dejado totalmente enamorada. Visto en la web no me decía nada, pero es que en la tienda virtual no se aprecían las texturas que tiene, yo le he echo una fotito para que podáis apreciarlo mejor...


¿A qué es súper bonito? En realidad, todos lo son, pero es que este me ha gustado tanto, tanto... que estoy pensando en empapelar las paredes del recibidor con él, serían las paredes que van en naranja, ya os dije que aunque no me disgusta del todo, tampoco termino de verlo, como me dijo CASATIBURCIO, lo veo demasiado cálido. No era la idea que tenía en un primer momento, pero es que a mi chico, también le ha encantado y lo tengo medio convencido ya... siempre quisimos empapelar alguna pared en casa, con un papel chulo y al final, nunca lo hemos echo, porque nos parecía muy difícil, pero alguna vez tendrá que ser la primera, digo yo...

Mi amiga Toñy, del BLOG DE CELESTE me ha echo unos montajitos, para ver más o menos el efecto que haría el recibidor con el papel, pero pensar que en estos montajes, no están echos los cambios que tengo pensado hacer a los muebles, pero es para darme una idea más o menos... (muchas gracias mi Toñy del alma)

OPCIÓN A: Con todas las paredes que están pintadas en naranja, empapeladas...



OPCIÓN B: Empapelar sólo una pared y las demás en blanco roto o beige...



A mí me gusta más la opción A, tenéis que pensar que mi recibidor es así ahora...

No se vería tanta pared empapelada, porque si os fijáis tengo una puerta que es la de acceso a la cocina, por lo que se vería más ligero y creo que le daría mucha luz al recibidor. Eso sí, de convencerme a ponerlo, la cómoda iría pintada muy sencilla, porque el papel ya aportaría mucho protagonismo.

De momento no hay nada decidido, tengo que darle unas vueltas al tema y camelar un poco a mi chico, que es muy echado para atrás para estas cosas, yo en cambio, soy todo lo contrario.

Así que, como estoy en el momento kit kat, con el tema lijadora... estos días, hasta que tenga ya la solución a mis problemas con el bricolaje, me decidiré al fin, aunque me gustaría que me dierais vuestras opiniones sinceras al respecto, QUE SI NO OS GUSTA EL PAPEL, TAMBIÉN ME LO PODÉIS DECIR...

Mientras tanto, estoy enfrascada en un mini tuneo, del que os dejo una foto en pleno proceso, a ver si sabéis lo que es jejejejeje


No es dificil el misterio, pronto os lo desvalaré...

BESOS!!!

También puede interesarte...

12 comentarios:

  1. Opción B,parece que a ligereza más visualmente.Bss apretaos!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo voto por la opción B, creo que si no me cansaría! beso y que termine bien tu semana!

    ResponderEliminar
  3. Opción A, todo el recibidor, hay que atreverse, pero sólo en la pared, el papel en los muebles haciendo conjunto no.

    ResponderEliminar
  4. Qué bueno re-encontrarte, es que cuando vos volvías yo me iba. Elijo opción B. Mmmmm, es una pantalla? besos!!!!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta el papel! Cualquiera de las 2 opciones me parece bien! Qué bien Toñy ayudando ;)
    Besos ♥

    ResponderEliminar
  6. Me gusta más el B , visualmente creo que a la larga te cansará menos.El papel es una pasada.Saludos.Ana

    ResponderEliminar
  7. Lorena aggg si son montajes muy cutres jajaja, yo pensé que quedaba en la intimidad jajjaja.
    Yo tb te he dicho opción B, porque creo que la A recargaría mucho,quedaría demasiado protagonista el papel.
    El trocito de papel en el mueble lo puse, pero no me gusta el efecto.
    Desde luego ganas en marketing a los de la tienda on line porque menuda diferencia en tu foto!!!No sé cómo lo hacen tan mal.

    Bueno ya te he dicho mi idea para marearte un poco más, jajaja, sería el papel barroco y los muebles negros con madera, pero es por darte trabajo para la cabecita, jeje.
    Hay mucha gente que no le gusta su trabajo+son antipáticos= estar amargados.
    Y eso se nota, aunque se cuelguen un cartel en la espalda que diga soy feliz.

    ResponderEliminar
  8. La opción A sin duda, pero tal y como sale en la primera foto, con la pared de la derecha pintada de otro color (¿creo que es como verdoso?) Queda muy divertido, mejor que todo empapelado o solo una pared, sin duda ;)

    Un besito Lorena

    ResponderEliminar
  9. Ayyyy que me da a mí que alguna de vosotras me leeis sólo en diagonal y luego pasa lo que pasa, que no os enteráis de nada... os voy a tirar de las orejas!!!

    He dicho que en ningún caso, al poner este papel en la pared lo pondría en los muebles, que pintaría la cómoda con rayas muy discretas y ya está, eso por un lado. Por el otro, he dicho también que mantendría la pared DORADA que no verdosa jajajaja las opciones que he dado son:

    A- empapelar todas las paredes que están ahora en naranja, manteniendo la dorada.
    B-empapelar sólo lapared donde está la cómoda y las otras dos que van en naranja, pintarlas en beige.

    Muchas gracias a todas por vuestras opiniones, son muy valiosas para mí.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. El papel es una chulada, pero eligiria la opcion B para no acabar cansada. Con la personalidad que tiene , no necesitas más. Como sigas con la lijadora rota te veo haciendo mas cambios todavia, jajaja.
    Ah, yo no pondria el mismo papel pintado en el cristal del mueblecito, no lo veo para nada, noooo!!

    ResponderEliminar
  11. Bueno, bueno... por lo menos ya somos dos que esta semana hemos sufrido lo mismo, Lorena =)!!
    Jajaja... qué acompañada me siento, aunque sean dos cosas tan diferentes (he publicado post hoy, ya lo verás) lo que llega a molestar que te ninguneen...!!!

    En fin, centrémonos en tu recibidor (y aunque ya sabes que tenemos gustos distintos, te digo mi opinión ;):
    - A mí me da miedo el tema del papel pintado (y al mismo tiempo admiro a quien se atreve con él), porque necesito que los espacios básicos sean más neutros (no por minimalista... sino porque siempre ando cambiando cosas... y ahora me gusta esto y luego no...).
    - Pero si tuviera que elegir una opción, me quedaría con la B. Creo que ese papel tiene mucho carácter y entiendo que una pared es más que suficiente (para mí, claro está ;). Y luego las otras combinadas en tonos más claritos...

    Pero, lógicamente, escoge... y nos cuentas.

    (Anda que no, Celeste... tú si que sabes!!! =)

    Besos a montones!

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para mí, sin ellos no sería capaz de mejorar y de seguir adelante con este blog.
¡¡Muchas gracias por venir y comentar!!