HOGAR, DULCE HOGAR... ANTES Y DESPUÉS DEL SALÓN Y LA HABITACIÓN DE INVITADOS DE BEA.

Os he hablado de la casa de Bea infinidad de veces y es que, cuando creo que es imposible que la mejore,  lo hace... siempre le digo lo mismo, pero es que es cierto, no tenéis más que ver la imaginación que tiene y los resultados que consigue, mirar, mirar...


MESITA SALÓN ***ANTES y DESPUÉS***
Esta mesita ha sido el último de los tuneos que ha echo Bea, antes ya era preciosa, pero ahora luce mucho más psicodélica y original...
Así era...
Y así quedó...

ZONA DE ESTAR DEL SALÓN ***ANTES Y DESPUÉS***
El salón es de las estancias de la casa de Bea que más me gustaba, pero ella tenía ganas de perder de vista los módulos de un mueble de salón, que ya hacía bastante tiempo que tenía, así que ni corta ni perezosa, lápiz y papel en mano, dibujó el diseño de un mueble a medida para esa parte del salón... algo sencillo, un panel de pared a pared y de suelo a techo, en madera color sapelly...
y unos módulos blancos volados, en la parte inferior del mueble... 
y dos en la parte izquierda superior, que actúan a modo de estantería, donde Bea muestra orgullosa, objetos con muchísimo encanto.
Pero hizo más cambios... 
ANTES había unos sillones antiguos de discoteca, que Bea había recuperado... 
 pero debido a sus problemas de espalda, decidió comprar un buen sofá, elegante y sobre todo, cómodo...
y con el sofá, vinieron más cosas: una maravillosa mesa de centro redonda, en color blanco lacado, que además se abre y forma una figura muy bonita y moderna.
El aplique en forma de flor que hay en la pared, donde está el sofá, es súper original...  y la alfombra también es nueva, en tonos crema, a juego con el color del tapizado del sofá.
Aunque la alfombra en tonos naranjas y cremas, que tenía antes, también me gustaba mucho.
Esta vista general del salón, me encanta.
Y para rizar el rizo, Bea tuneó esta mesita de noche que ha colocado a modo de mesa auxiliar, al lado del sofá y que me tiene loquita de amor, con esas patitas torcidas tan mooooooooonas.
La lámpara (muy en la onda de la década de la mesita), las cajas y el cuadro (pintado por ella) son espectaculares.

HABITACIÓN DE INVITADOS ***ANTES***
Unos palés que Bea convirtió en cama-futón, una vitrina que formaba parte del mueble modular del salón, que se convirtió en armario, sacando las baldas interiores y colocando una barra, para colgar ropa... así era la habitación de invitados antes...
  
 Y... ¡¡¡antención!!! así está AHORA...
Se pintaron las paredes en dos tonos de verde agua, compró un diván de forja, originalmente negro y que se pintó en el mismo color verde agua, pero en un tono más intenso, para destacar sobre la pared.
Debajo del espejo se colocó este estante tuneado por sus maravillosas manos, que ejerce como expositor de cuentos con ilustraciones, que Bea adora.
Se eligieron detalles en tonos blancos, con un toque vintage muy fresco, como este marco de fotos, donde podemos ver a Bea con su perro Suerte, en la playa.
Cojines de ganchillo...
Un sillón Emmanuelle, pintado en turquesa, que ya ha pasado por varios sitios de la casa y que creo que ha encontrado su lugar definitivo, al menos a mí, me parece que no podía quedar mejor, al lado de esa mesita redonda, que se pintó en blanco, colocada sobre una sencilla alfombra turquesa, que aporta luz y destaca sobre ese suelo de madera oscura.

Pero ahora viene lo bueno, agarraros que vienen curvas...
Esta era la vitrina de la que os hablé antes, que veréis como se convirtió en un armario de cuento...
Tachánnnnnnnnnnnn...
Si, si... es el mismo!! pero con una mano de pintura blanca.
Como veis, se pintaron los cristales del mismo color que el resto, de este modo quedan muy bien camuflados, dando el aspecto de armario que necesitaba.
Y para culminar tan espectacular transformación... va la tia y se supera, pintando unas hojas ¿puede estar más bonito? IMPOSIBLE...
Los tiradores son vintage y simulan a unas hojas también.
Aquí tenéis una vista de la ropa de cama. Los cojines grandes, fueron pintados a mano por Beatriz.
Los apliques eran los de antes, quedan fantásticos, porque la combinación naranja-verde-azul ,queda divina.
Sobre el diván, colocó una balda con unas palometas, en la que colocó unos detalles muy románticos. 
Cuadros pintados por la artista.
Detalles con muy buen gusto, como ese alzapaños colgando del diván.

Una vez más, quiero agradecer a Bea que me haya  dejado publicar sus fotos y, desde aquí, decirle que soy su fan nº1, para mí es una ARTISTA, de los pies a la cabeza, tiene imaginación, buenas ideas y muy buen gusto y encima, sabe hacer de todo.
De veras que te admiro un montón Bea..

Si quieres que publique tu casa en mi blog, envíame tus fotos a 
amorporladecoracion@gmail.com
y saldrán publicadas en la sección HOGAR, DULCE HOGAR...

My Instagram

Copyright © AMOR POR LA DECORACIÓN. Hecho con por Lorena Pose