las historias de mi abuelo

LAS HISTORIAS DE MI ABUELO, EL BAÑO DEL DYANE 6

11:00:00,23 Comments

Mi abuelo sentía un amor especial por su coche, un citroen dyane 6 de color azul. Decía que era el mejor coche que se había hecho del mundo... lo cuidaba, mimaba y adoraba la suspensión que tenía :-)


Siempre estuvo tapado con una lona realizada a medida, debía tener miedo que se resfriara su adorado Dyane, pero eso no es lo más fuerte de todo...

Ya os dije en el primer post, donde os contaba cosas de mi abuelo, que era un hombre excesivamente meticuloso, séculas, raro, excéntrico... tanto era así, que cada vez que tenía que utilizar su Dyane, había casi que pedir audiencia, porque desde el día de antes, se encargaba de sacarle brillo, limpiarlo con sus gamuzas y sus plumeros gigantes, entre otras cosas que formaban parte de toda una ceremonia sin sentido.

 Una vez, a mi abuela se le dio por ayudarle a limpiar el coche y observó que había varias telas de araña gigantes, en la parte de atrás y, como cualquier persona que está en sus cabales y es limpia, se dispuso a sacarlas, ante el estupor de mi abuelo, que le echó la bronca:


-Abuelo Antonio: "¿Qué está haciendo Lola?" (es que se trataban de usted, jejeje)

-Abuela Dolores (de la que también podría escribir miles de anécdotas porque era tremenda): "¿Cómo que qué hago? Limpiarle las telas de araña que tiene en el coche, pedazo de guarro, no sé para que se pasa tantas horas pasando el plumero, debe hacerlo en el aire...".
-Abuelo Antonio: "Hágame el favor de dejar ahí las telas de araña, que las tengo para que se queden atrapadas las moscas".
-Abuela Dolores: Alucinando en colores... 


Sobran las palabras, con esto que os cuento os pongo un poco en antecedentes de lo extravagante y lo maniático que era con su Dyane 6 y con todo. Os contaré muchas historias surrealistas, relacionadas con su coche, como la de hoy...


Un fin de semana de invierno, fuimos a visitar a mis abuelos paternos (mi tia y abuelos maternos, además de mis padres y yo). Vivían en una aldeita de "a costa da morte" Finisterre (La Coruña), un sitio precioso, por cierto... A mi abuelo le encantaba ir, porque le gustaba disfrutar del paisaje, la naturaleza, el aire fresco, los animales... ya que al vivir en la ciudad, no siempre se puede.



A mi abuela paterna le encantaba llevarnos de visita por las casas de familiares y amigos, así que le pidió a mi abuelo que nos acercara a una aldea próxima en su coche. Ese día llovía a mares (cosa habitual en Galicia).


Pero ni con esas mi abuelo quiso dejar de hacer su ceremonia habitual en el coche (plumero, bayeta, encendido de motor...). Mientras tanto, mis abuelas, mi tía y mi madre esperaban impacientes tapadas con sus paraguas...

Y mi abuelo seguía a lo suyo, inexplicablemente, hasta que el fuerte carácter de mi abuela paterna estalló :

Abuela Aurora:"Señor Antonio usted no valdría para marido mío, que hombre más lento, dejemos entrar al coche que nos estamos mojando"
Abuelo Antonio: "Que mujer más pesada, haga el favor de callar la boca y espere"


Al final, abuela Aurora decidió saltarse a la torera toda la parsimonia de mi abuelo, entrando en el coche, paraguas en mano empapado. Imaginaros como se puso mi abuelo, montó en cólera "Esta mujer que impaciente es ¡¡carallo!! hágame el favor de salir del coche que me lo está mojando con el paraguas" y hasta que no metió todos los paraguas en el maletero, con todo el cuidado del mundo, procurando que quedaran perfectamente alineados y paralelos unos con otros, no las dejó entrar.


Por fin montaron en el coche, mi abuelo se puso las gafas, empezó a toser como de costumbre (se ponía nervioso cada vez que iba a conducir) y se dispuso a dar marcha atrás, para salir por fin, de paseo.  Pero la lluvia caía de forma salvaje, por lo que el parabrisas del coche no daba a basto y no se veía absolutamente nada, ni a través de la luna delantera, ni la trasera...


Ni por el retrovisor...

Por lo que mi abuelo pensó en sacar la cabeza por la ventanilla para poder ver y hacer la maniobra, pero claro, también se le empañaban y mojaban las gafas, así que no había manera de poder hacer nada. Decidió echarle "valor" y tras exclamar un "A tomar por (piiiiiiiiiiiiii) ... que sea lo que Dios quiera" dio marcha atrás con tantas ganas (y sin ver nada de nada) que calleron con el coche dentro de un río que hay al lado de la casa.

Según han contado siempre, lo que pasó dentro de ese coche, durante los minutos posteriores a la caída, fue de todo menos agradable. Se cruzaron gritos, reproches, la tensión se masticaba y mientras tanto, él intentaba sacar el coche de allí dando grandes acelerones, que lo único que conseguían era meter el coche cada vez más en el agua (se quedó medio dentro, medio fuera). Como no había narices a salir de allí, mi abuelo le dijo a mi tía que saliera del coche "Sal del coche tú que estás fuerte y eres joven y levántalo mientras yo acelero"  (es una mujer grandota) y mi pobre tía obedeció (cosa poco habitual en ella, porque es bastante terca). La pobre mujer salió, como pudo y con una fuerza sobrehumana, enganchó el coche por el parachoques trasero, lo levantó y empujó, mientras mi abuelo pisaba el acelerador como un loco... bruuuuuuuuummmmmmmmm bruuuuuummmm (parece que estoy oyendo el particular sonido que tenía ese coche) y sí, consiguieron salir del río.

Como cabe de esperar, al final no fueron a ningún sitio, se quedaron en casa. Salieron del coche con un cabreo de tres pares de narices, diciéndole cosas que aquí no puedo reproducir, pero que os imaginaréis, de todo menos guapo, evidentemente y a esto hay que sumarle el cachondeo que durante años tuvo que aguantar mi tía, por la impresionante hazaña, valor y sobre todo, fuerza, que demostró tener levantando un coche con cuatro personas metidas en su interior, con el agua del río hasta la cintura, toda una heroína. Desde entonces mi abuelo le decía que era una grúa humana.



También puede interesarte...

23 comentarios:

  1. Madre mía, que personaje tu abuelo! La anecdota es para partirse. Deberiais escribir un libro con sus historias

    ResponderEliminar
  2. jajaaa Lorena! este post me tuvo con la sonrisa puesta de principio a fin! tu abuelo un personajón, como para no alucinar en colores! :))
    besos!!! y que tengas lindo día!

    ResponderEliminar
  3. jajajaj lo que me haces reír con las anécdotas de tú abuelo,jajajaja encima las acompañas de imagenes,me encanta!!!! una cosa....que ha sido del coche??lo conservais??hoy sería una joya.Bss apretaos!!!!

    ResponderEliminar
  4. Ja, ja, ja, ja. Lo que se dice un casta tu abuelo. Me ha encantado el post. Besos

    ResponderEliminar
  5. Jajaja que pieza tu abuelo, sus anécdotas es para partirse!
    Me encantan.

    ResponderEliminar
  6. Jajajajaja!!! Que fuerte lo de tu abuelo, me recuerda a mi padre con su 600, tal para cual. Se me han saltado las lágrimas, pero de la risa. Es que lo cuentas con tanta gracia y tan bien ilustrado, que hasta me ha parecido estar dentro de ese coche con los pies en el agua !!! Gracias por estos ratillos tan divertidos que nos das. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Lorena !!!!!!! no me pierdo ni una de las historias de tu abuelo, jajaja!!!!!! menudo personaje , son de esas cosas que a ti te cuentan, tú contarás a laos tuyos a siempre se hablarán de estas anécdotas .Un besazo.ANA

    ResponderEliminar
  8. Que post tan original... menudo abuelo!!! Besos.

    ResponderEliminar
  9. jajaja...que bueno, como me gustan estas historias.
    Besos Lore.

    ResponderEliminar
  10. Que bueno maja, menudo era tu abuelo!!
    Tambien te digo que no me estraña que quisiera ese coche, es una monada!!
    Muchos besos!
    Veronica.

    Los Mundos de Nika Vintage.

    ResponderEliminar
  11. Ahora nosotros nos partimos de risa, pero me imagino que al los protagonistas le hizo de todo menos gracia.
    UN BESO.

    ResponderEliminar
  12. Tu abuelo era genial, seguro.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  13. jajajajjajaja, ay Lorena mi niña jajajjajajajjaja que son las 2 y media de la madrugada y yo partia de risa, jajajajajajajaja, que caracter el de tus abuelos jajajajajja

    esperando estoy que sigas contandonos
    ME ENCANTAN LAS AVENTURAS DE TU ABUELO



    jajajajajaj besitos jajajajajja

    ResponderEliminar
  14. Que bien escribes Lorena, es geniaaal y subrealista a topee jajaja

    ResponderEliminar
  15. Lore, te cuento que me encanta leer las historias de tu abue,no me salto ni una palabra, me concentro y hasta veo cada imagen como en película, me fascinan!!!!!!

    Un abrazo fuerte, tipo grúa humana jajajaja!!!!!

    ResponderEliminar
  16. Lorenaaa, cómo me gusta esta sección del blog. Qué pena que cayera al agua, tal y como lo cuentas parece que lo estamos viendo. Jajaja. Por cierto, compartimos nombre de abuela (AUrora) y veo que también se hace la sorda cuando quiere, jajaja. Besitos.

    ResponderEliminar
  17. Nena, me he reído como hace mucho que no lo hacía!!!! Menudo personaje, y oye; se hablaban de usted???? Es la monda...!!! Jajajajajjaja sólo te digo que ahora bajo y le leo la historia a mi madre =)

    Me encanta que cuentes estas cositas!!
    Muassssssssss enormes querida mía =)

    ResponderEliminar
  18. ¡ Carallo, con la tía!!! Me la estoy imaginando y me parto de risa.
    Es increíble la cantidad de gente que se podía meter en los coches de antes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Me gusta muchísimo está sección! Las historias son geniales!
    Aprovecho para preguntarte si te llegan mis mail, que mi correo anda un poco perezoso, jaja!
    Un beso fuerte. Marta

    ResponderEliminar
  20. Es parte ahora de mi seccion favorita de tu blog ya quedo con ganas de mas preciosa!
    Te he dejado un juego en mi blog!
    Besos!

    ResponderEliminar
  21. Madre mia!!!!, vaya que tu abuelo era un poquito (sólo un poquito) peculiar, pero tal vez la parte buena de su meticulosidad y perfeccionismo la has heredado tú???

    ResponderEliminar
  22. Me encantan las historias del abuelo!

    Me imagino qué situación!!!

    Besos! ♥

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para mí, sin ellos no sería capaz de mejorar y de seguir adelante con este blog.
¡¡Muchas gracias por venir y comentar!!