las historias de mi abuelo

LAS HISTORIAS DE MI ABUELO... EL VIGILANTE FICTICIO.

1:30:00,24 Comments

Hace días que no os cuento ninguna historieta de mi abuelo y esta que os voy a contar hoy, se la voy a dedicar a mis amigas bloggeras Esperanza del blog Esperanza entre telas y pinturas y a Terry del blog Cositas de Terry que siguen esta sección y sé que se ríen mucho leyéndola.

Ya os comenté que mi abuelo tenía un amor especial por su coche;  la verdad es que era algo un tanto enfermizo, porque además de las manías que os conté en este post, tenía otras muchas...

Como ya os había contado, mi abuelo siempre tuvo el coche tapado con una lona, con el fin de que se le estropeara y manchara, lo menos posible. Su coche jamás durmió en un garaje, siempre estuvo en la calle, aparcado en el mismo sitio, ya que los vecinos de esa calle, respetaban los sitios que tenían unos y otros para aparcar (cosa que ahora sería imposible, con la cantidad de coches que hay en cada casa).

Como era una persona muy mística, cada 2x3 se asomaba por el balcón para ver si su coche estaba bien. La verdad es que nunca lo entendimos, pero sabiendo como era de raro, llegamos a ver hasta normales estas cosas. En una de esas cuatrocientas o quinientas veces que se asomaba al cabo del día, para ver el estado de su coche, montó en cólera, porque unos chavales del barrio estaban hablando apoyados en su dyane 6...
Los puso verdes, les llamó de todo menos guapos, definitivamente, los chavales alucinaron de tal forma, que no fueron capaces ni de decir "esta boca es mía" y se fueron, aparentemente avergonzados, (por no haber echo nada). 

Una vez terminada la bronca monumental, mi abuelo se pasó toda la tarde echando pestes en contra de los "pobres chavales", mientras tanto, nosotros no podíamos parar de reír, al comprobar como él sólo se encendía, daba igual que le dijéramos que no tenía razón, que eran unos chavales que no estaban haciendo nada malo, él se encabezonó, se enfadó y por su boca salían sapos y culebras.
 Al día siguiente, por la mañana, se asomó al balcón para ver su coche y se dio cuenta que le habían roto el espejo retrovisor.

 Imaginaros la que se lió...

Cuando bajó a comprobar el estado de su coche, se dio cuenta que no sólo le habían roto el espejo retrovisor, también tenía golpecitos, como si le hubieran tirado piedras y así fue... tras dar unas trescientas vueltas alrededor del coche, comprobar centímetro a centímetro toda la chapa, faros, ruedas, motor, etc etc y recopilar todas las pruebas (las piedras que le habían tirado) como si se tratara del mismísimo Sherlock Holmes, llegó a la conclusión de que todo había sido una venganza de los chavales a los que había echado la bronca. Lo habían echo con nocturnidad y alevosía y eso, él no lo podía permitir.
Tras arreglar el espejo y pedir cita para llevar el coche al chapista,  se pasó todo el día de guardia en el balcón, para ver si aparecían los chavales, pero tontos no eran y no se les vio el pelo.

El problema vino cuando llegó la noche...
Pretendía que alguien le hiciera el relevo en la guardia, pero ninguno de mis tios hizo caso a sus locuras y se fueron a dormir plácidamente.

En ese momento pensó en montar un dispositivo de vigilancia con un despliegue bestial...

Fue al trastero a por un viejo maniquí que tenía guardado (ya os conté que era un poco chatarrero y lo guardaba todo), lo colocó en el balcón (era cubierto) lo vistió con su ropa, hasta le puso su visera y todo y por si esto fuera poco, lo más de lo más, fue cuando le colocó su escopeta de caza, como si estuviera apuntando al coche. 

Con tanto despliegue, mis tíos se despertaron y al ir al balcón y ver semejante cosa, no podían creer lo que sus ojos estaban viendo y le preguntaron que para que estaba montando eso. Mi abuelo contestó que como no podía estar por la noche vigilando, porque tenía que dormir y ya que ellos no querían relevarlo, había pensado en poner ese "macaco" (muñeco) vestido de él, con la escopeta y la luz del balcón encendida toda la noche, por si volvían a ir esos cabr.... a romperle más cosas, pensaran, al mirar a nuestro balcón, que estaba él ahí, dispuesto a todo, quería asustarlos.

Como sabíamos que por mucho que le dijéramos, él iba a hacer lo que le diera la gana, porque era una persona muy terca y testaruda, simplemente, pasamos del tema.

Durante semanas tuvo al vigilante ficticio en el balcón, con su escopeta, su visera y la luz encendida toda la noche, como si la gente fuera tonta y no se dieran cuenta de que eso era un muñeco disfrazado... y vaya que se dieron cuenta... Durante años tuvimos que aguantar el cachondeo que se traían los vecinos con el invento de mi abuelo, porque aunque todos le conocíamos, nunca dejó de sorprendernos con sus "locuras" maravillosas. 

Y fuera por eso o no, los chavales no volvieron por allí. Él siempre estuvo convencido de que su invento había funcionado y que gracias a eso, se habían asustado y no volvieron a hacer ninguna gamberrada a su adorado coche, pero estoy segura que la realidad tuvo que ser otra...

Continuará...

PD: Nos leemos a partir del jueves, muackkk

También puede interesarte...

24 comentarios:

  1. Menudo devia de ser tu abuelo !!!! Me a divertido su historieta espero que el siguiente capitulo no se haga esperar mucho !!! Besitos guapa!!!

    ResponderEliminar
  2. Te lo dije Lorena, no me pierdo las historias de tu abue. siendo las 8:38 pm y con muuuuucho sueño, apenas vi el titulo de tu post.....fue imposible resistirme a leerla.
    Gracias por la dedicatoria, tu sabes que me cautivan, esta por ejemplo, me parece de una creatividad desbordante, mira que montar toda esta parafernalia (cual peli. de Mi Pobre Angelito"),lo máximo!!!!!!,eso es "amor por su coche".

    Un graaaan abrazo y aquí sigo "montando guardia" a las fascinantes anécdotas de tu abue.

    ResponderEliminar
  3. Hola Lorena, hoy que estoy de "puente" y no tengo curro, aprovecho para hacer algunas visitas bloggeras antes de ponerme a estudiar en serio. Me ha encantado esta historia de tu abuelo, es tan entrañable y cascarrabias...parece salido del tebeo. Cierto que su idea no era tan descabellada. Fìjate que en un pueblito cerca de Venecia, la policìa municipal también colocò un maniquì disfrazado de policìa, y no veas, la gente al pasar por allì como ralentizaba la velocidad, jaja...hasta que se descubriò por la tele, funcionaba, y aùn asì, sigue funcionando, porque la gente piensa, y si por casualidad...
    Un beso, Lorena y gracias por estas historias que nos cuentas y nos hacen sonreìr ya temprano.
    Chusa

    ResponderEliminar
  4. Lorena!!!!!! Mehudo personaje que era tu abuelo, genial , pero terco como una mula, y luego dicen que de donde sacan las ideas para las películas de humor,Por favor , en una de estas andanzas tuyas por sitios de Madrid, mira a ver si conoces a un guionista de cine y le cuentas estas cosas , porque tu abuelo merece una peli !!!!!!!! Besos.ANA

    ResponderEliminar
  5. Todo un personaje! espero la continuacion! besos grandes!

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja, me parto con el maniquí y la escopeta. Tu abuelo era auténtico! Estoy deseando leer el desenlace. Besotes.

    ResponderEliminar
  7. !Que ocurrencias las de tu abuelo ! desde luego son dignas de ser contadas. Yo tengo bonitos recuerdos de los mios aunque sólo conocí a mi abuelo por parte de padre, que una vez vino a visitarnos a MADRID, y se nos puso malo y la decía a mi madre que la culpa había sido del " GAZPACHO " que le había dado, cuando lo que había comido era un puré de patata y verduras, nos daba la risa.Mi abuela por parte de madre, una mujer que enviudó muy joven con ocho hijos y la más pequeña tenía 2 años,buenísima persona, estaba pelando patatas y se cortó una falange de un dedo y ni se inmutó, se lo echó a los gatos, la vida la había curtido. ESPERANDO LA SIGUIENTE HISTORIA. UN BESO.

    ResponderEliminar
  8. !Que ocurrencias las de tu abuelo ! desde luego son dignas de ser contadas. Yo tengo bonitos recuerdos de los mios aunque sólo conocí a mi abuelo por parte de padre, que una vez vino a visitarnos a MADRID, y se nos puso malo y la decía a mi madre que la culpa había sido del " GAZPACHO " que le había dado, cuando lo que había comido era un puré de patata y verduras, nos daba la risa.Mi abuela por parte de madre, una mujer que enviudó muy joven con ocho hijos y la más pequeña tenía 2 años,buenísima persona, estaba pelando patatas y se cortó una falange de un dedo y ni se inmutó, se lo echó a los gatos, la vida la había curtido. ESPERANDO LA SIGUIENTE HISTORIA. UN BESO.

    ResponderEliminar
  9. Jajajajajaaj Lorena tu abuelo de verdad que era un caso, que ocurrente, pues si que es verdad lo que dice Ana, se podía hacer una película de sus historias, además tendría éxito asegurado. Besossss.

    ResponderEliminar
  10. Tu abuelo era lo mas!!! Como me gusta esta seccion!!
    Menudas historias, que bueno.
    Por cierto muchisimas gracias por tu apoyo, eres un sol!!

    Muchos besos!
    Veronica.

    Los Mundos de Nika Vintage

    ResponderEliminar
  11. jajajajajaaj lo que me he podido reir,mi marido esta viendo la pelicula y piensa que estoy majara,jajajaja hayyyy!!!! este abuelo,jajajaj Bss apretaos!!!

    ResponderEliminar
  12. AY LORENA DE MI CORAZON!!!!!!!!!jajjajjajjaa, tu me quieres matar???????jjajajaj, ay que es que lo vivo todo lo que cuentas, que veo al muñeco, al coche, a los pobres crios corriendo, a tu abuelo echando bombas por la boca jajajajajaj, y tu pobre abuela que hacia? que pensaba? jajajaj, ay jajajja, y queria poner a los pobres hijos de relevo jajajaj, vamos vamos

    no me digas que te aburrias con el porque es imposible, te lo pasarías pipa

    ains niña tienes un don especial para contar las cosas,tengo unas ganitas que pa,que de que nos cuentes cositas de tu abuela, una santa seguro,una santa, y que decia la pobre cuando vestia al muñeco?????????? y cuantas veces miraba a ver si estaba bien el coche???????????? ay que ratos mas buenos me haces pasar joia

    ahora me dejas totalmente intriga con quien seria el que le estropeo su queridisimo coche, quien fue?????? los niños????? el granizo??????????? quien Lore, esperando estoy a la siguiente entrega que me tienes enganchaica jajajajja

    ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh GRACIAS CARIÑO por dedicarme esta historia, que bien me cae tu abuelico


    besazos princesa

    ResponderEliminar
  13. jajaaa qué personajón! lo mejor de todo es que fue su culpa que le hicieran daño al auto, ya que hasta ese momento los chicos no habían hecho nada!!! genial el abuelo!!
    besos Lore!

    ResponderEliminar
  14. Ja, ja, ja, ja fantástico. No se puede ser mas célebre. Que risa, deseando estoy los próximos capítulos. Besos

    ResponderEliminar
  15. Son geniales las anécdotas de tu abuelo, un ser excepcional!
    beso grande para vos Lorena!

    ResponderEliminar
  16. Que grande tu abuelo! has conseguido que esboce una sonrisa con esta anecdota y he de decirte que me encanta esta sección. Muchísimas gracias por pasarte por la nuestrs y darnos tu opinión, esperamos que te haya gustado :)

    un besazo!!!

    ResponderEliminar
  17. Qué bueno!!! menudo crack!


    www.tatianadoria.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. Como siempre divertidas las historias de tu abuelo! Una idea genial y super original esta sección!

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  19. Que buena historia!!!-...me he reído muchoooooo jajajajaja,que simpatico tu abuelo...me encantan sus historias,las hay hasta para escribir un libro ah!!...
    cariños y gracias por tu lindo comentario!!
    besotes desde Chile.
    PD.:me gustaron mucho las fotos de la publicación anterior,me fascina lo rústico!

    ResponderEliminar
  20. ayyy me mori con la historia!! me hiciste reir y me dio mucha ternura!!! espero la proxima parte! un beso y gracias por pasar por miblog!!!

    ResponderEliminar
  21. ¡Menuda gracia que tienes para contar las cosas!Me he reído un montón imaginándomelo, pobrecillo, vaya trabajo tenía.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Me encanta leer las historias de tu pintoresco abuelo......siempre me sacan la sonrisa.
    ¡¡Un saludo¡¡

    ResponderEliminar
  23. Nena, yo flipo con tu abuelo... Porque el mío hacia cosas muy parecidas!!! El mío había llegado a montar varias guardias nocturnas (escopeta incluida) porque le habían robado un par de perros de caza de los suyos!! También tenía un dyane... No te digo que nos parecemos mucho???

    Besos gigantes :)!!

    ResponderEliminar
  24. Lore Super divertido y tiene continuará...

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para mí, sin ellos no sería capaz de mejorar y de seguir adelante con este blog.
¡¡Muchas gracias por venir y comentar!!