CUESTIÓN DE HUEVOS (III PARTE): BALL Y BUBBLE CHAIR

Seguimos hablando de las sillas huevo que tan de moda están y que tanto podemos ver en diversos ambientes. Hoy toca hablar de las archiconocidas BALL y BUBBLE CHAIR.

Diseñadas por Eero Aarnio (prestigioso diseñador de muebles finlandés), incialmente para su casa y no para comercializar. Como dato curioso os cuento que la primetra BALL CHAIR que diseñó para su casa, sigue estando allí.

Realizó varios bocetos pero el diseño era tan simple que se convirtió en una bola. Según cuento el propio Eero, fue fácil diseñarla y más aún bautizarla (tampoco se complicó mucho la vida ¿no creéis?). De armazón esférico e interior tapizado, el diseño inicial contaba además, con un teléfono. Los diseños más actuales, incluyen reproductor de música mp3.

Que majo Eero Aarnio, se le ve orgulloso de su diseño... :-)

Fue en 1966 cuando Eero dio a conocer su diseño en la feria de Colonia. Fue ahí cuando obtuvo todos los reconocimientos a su trabajo y se convirtió en un hito de la historia del diseño.

Existen muchas copias de la famosa silla, pero distinguirlas es area fácil, basta con fijarse en el pedestal; si es de acero, no es autentica.

Estoy segura que os habéis encontrado esta silla en infinidad de espacios comerciales, discotecas, cafeterias, tiendas de moda, hoteles... y además, queda fantástica en cualquier estancia de la casa, donde la pongas conseguirás desviar todas las miradas, su diseño es tan sofisticado, popero, retro... que nadie se puede resistir.


Ball Chair



Bubble Chair

Pasado un tiempo, se reinterpretó el diseño de la Ball chair, convirtiéndola en una burbuja adorable...
Esto es lo que dice Eero de la Bubble Chair "Después de haber hecho la Ball Chair yo quería tener la luz en su interior y así que tuve la idea de una bola transparente donde la luz proviene de todas las direcciones El único material utilizado es el acrílico, que se calienta y se sopla en forma como de burbuja de jabón. Desde que supe que los tragaluces en forma de cúpula se hacen de esta manera, me puse en contacto con el fabricante y le pregunté si sería técnicamente posible, para hacer estallar una burbuja que es más grande que un hemisferio. La respuesta fue que sí. Hice un anillo de acero, la burbuja fue volada y los amortiguadores se han añadido y la silla estaba listo Y otra vez el nombre era obvio:.. BURBUJA "


Yo no sé que pensaréis vosotr@s, pero de todas las sillas huevo que hay en el mercado, estas son, sin duda alguna, mis preferidas. Me parecen tan poperas, cómodas y resultonas... pena que sean tan poco accesibles a mi bolsillo.

¡¡Hasta mañana!!
¡¡¡Besos!!!

My Instagram

Copyright © AMOR POR LA DECORACIÓN. Hecho con por Lorena Pose