HOY COMPARTIMOS... VACACIONES.

...Las mejores
Por fin llegó el día... ya estamos de vuelta las chicas de "Hoy compartimos...", tras un merecido descanso en agosto.

Los que nos seguís normalmente, ya sabéis que somos un grupo de bloggers, que nos juntamos una vez al mes para postear un tema en común y desarrollarlo de la forma que cada una de nosotras quiere... ya que nuestros blogs son de diversas temáticas.

Este mes, queremos hablaros de nuestras vacaciones y cada una de nosotras elegirá hablar de sus vacaciones soñadas, las últimas, las más divertidas, románticas o como en mi caso... las mejores.

Tengo que decir que guardo buenos recuerdos de casi todas mis vacaciones, porque considero que en cada una de ellas, he vivido momento memorables, divertidos, surealistas... pero tengo que decir que mis mejores vacaciones fueron las de agosto de 2005, empezó todo de una forma un tanto casual...

A mi amiga Rosana, le tocó un viaje a Ibiza (por cortesía de Lóreal, porque yo lo valgo), para tres personas, con todo pagado y hasta 3 entradas para ir a la discoteca Pachá... ella eligió como acompañantes a su hermano Álvaro y a mí, cosa que me hizo muy feliz, ya que casualmente  estaba veraneando los mismo días que iríamos nosotros, un chico que me gustaba, pero que aunque sabíamos  todo el uno del otro... todavía no nos habíamos conocido personalmente.

Imaginar la ilusión que tenía yo por ir a Ibiza y no sólo pasarlo fenomenal allí con mi amiga, también poder conocer a Rubén.

Primero tuvimos que ir a Madrid en coche, ya que el avión salía desde aquí y nosotros vivíamos en La Coruña. Así que ya que estábamos en la capital, había que aprovechar para hacer una escapadita nocturna y de paso, quedábamos con nuestro amigo Javi que casualmente, también estaba trabajando esos días en Madrid, con unos compañeros.
Desde entonces creo mucho en las casualidades o causalidades... no sé muy bien cual de las dos se ajusta más a todo lo que nos pasaba esos días...
Mi amiga Rosana y yo tomando algo en Vía Láctea, desde entonces uno de mis locales preferidos de Madrid.
Aquí yo con mi amigo Javi (el de rojo) y un compañero suyo que era un cachondo mental.
 
¡¡Por fin en Ibiza!!!
Como dos turistas autenticas, posando delante del hotel.
Aquí nos pasó una cosa muy curiosa, se quedó parada la puerta giratoria (que era eléctrica), con nosotras dos dentro, así que cuando se volvió a poner en marcha, salimos de allí despavoridas, muertas de la risa y Álvaro inmortalizó el momento. 
Ayss piscinita...
 
Que bonito es Ibiza.
Por la noche fuimos a la discoteca (y eso que yo las odio con todo mi ser) y conocimos a los amigos de Rubén (él es el que está agachado delante).
Ese día por fin dejamos la timidez y nos enamoramos (bueno, yo ya lo estaba desde hacía tiempo y al parecer él también, pero nunca nos habíamos dicho nada...).
Por las noches íbamos a los locales que hay por la zona del puerto a tomar algo y ver los espectáculos callejeros.
En Pachá Ibiza.
¡¡¡Que bonito es el amoooooooooor!!!!
Este era nuestro último día en Ibiza y estábamos un poco tristonas...
Fuimos a la playa a despedirnos de los amigos de Rubén, que estaban todos allí.
En la foto con Sara, que se convirtió luego en una gran amiga mía.
Y aquí con Álvaro, el hermano de Rosana.
Foto de despedida...
Venga otra... jajajajjaa
Good bye Ibiza!!!
A los pocos días, Rubén vino a La Coruña, a pasar unos días, yo estaba aún de vacaciones, así que ejercí de guía turística de mi preciosa ciudad.
Aquí Rubén, delante de la Torre de Hércules, patrimonio de la humanidad.
En la parte de arriba del faro de la torre de Hércules, donde hay unas vistas espectaculares. 
De fondo, la preciosa rosa de los vientos.
La plaza de María Pita, donde está el Palacio del ayuntamiento, que es una preciosidad.
En la casa de los peces.
Que guapo mi chico!!!
A mis playas preferidas... esta es Barrañán.
Y esta Balcovo.
Donde Rubén probó lo fría que es el agua del atlántico jejejejeje
Una escapadita a Santiago de Compostela...
Con las señoriñas de la Alameda, con las que todo el mundo se hace fotos.
También le llevé a conocer el paseo marítimo de Riazor y Orzán.
Hasta tuvimos tiempo de ir a conciertos nocturnos...
Pero llegó el día de la despedida...
Y a partir de aquí, hubo muchas, muchñisimas despedidas, durante bastante tiempo... es lo que tiene mantener una relación a distancia..
Hasta que yo me vine a vivir a Madrid y ya no hubo más despedidas...

Las vacaciones y el verano del 2005, fueron muy especiales porque me liberé de lastres que tenía, disfruté muchísimo con mis amigos, encontré un trabajo estupendo y conocí al gran amor de mi vida... ¿que más se puede pedir?

Me acompañan este mes...

Ahora también podéis seguirnos en Facebook
 
Si queréis formar parte de este grupo hacérmelo saber a través de mi correo amorporladecoracion@gmail.com
 
 
¡¡¡Hasta mañana!!!

My Instagram

Copyright © AMOR POR LA DECORACIÓN. Hecho con por Lorena Pose