RASCAFRÍA (MADRID)

¡¡Hola amores!!
Hace un par de fines de semana fuimos de excursión a Rascafría, unos amigos, mi chico y yo. Teníamos una asignatura pendiente con este sitio, ya que en semana santa, mi chico y yo nos preparamos para ir y se nos torcieron los planes al llegar, ya que nos reventó una rueda del coche (os lo contaba aquí),: así que decidimos volver cuando hiciera buen tiempo, para así poder disfrutar bien del paisaje, hacer fotos, caminar (y tanto que caminamos, aproximadamente unos 15 km entre la ida y la vuelta).

Quedamos un sábado, con nuestros amigos Mary y Javi y para allí que nos fuimos. Nunca había estado y me encantó, me pareció un lugar maravilloso para disfrutar de la naturaleza, caminar por los bosques, ir en bici, patinar, pescar, tomar el sol... en fin, Rascafría es un lugar donde puedes hacer muchísimas cosas.

Os dejo que veáis las fotos que hice, pido disculpas de antemano porque mis post nunca pasan de 40 fotos máximo y hoy he pasado un poquito el limite que tengo fijado, pero me ha sido imposible dejar más fotos fuera de este post, ya que hizo un día tan estupendo, que mi dedo echaba chispas apretando el disparador de la cámara jejejeje

¿Preparados para andar?
Empezamos la marcha....
Pero enseguida hicimos una paradita en este refugio tan chulo, un poco de charleta...
Otros aprovechaban para hacer ejercicio...
Había que aprovechar las instalaciones... 
"Lore, ¡¡hazme una foto...!!!"
Y otros aprovechamos para hacernos carantoñas...
Seguimos el camino y esta pareja de enamorados adentrándose en el bosque, llama mi atención...
Será mi primer "momento robado" del día.
No puedo evitarlo.
Javi, es un gran pescador, por lo que le encanta descubrir tramos de río escondidos...
Nos hizo patear de lo lindo y pelearnos con zarzas, ramas...
Pero valió la pena...
Después de un buen rato caminando, buscamos una sombra para decidir (mapa en mano) que camino seguir...
Este rinconcito me pareció encantador...
De repente, todos los árboles que veíamos estaban llenos de casitas de pájaros de colores, como estas...
¡¡Con lo que a mí me gustan!!
¡¡Las había de todos los colores!!
 
Monasterio de El Paular.
Una muestra curiosa de rocas típicas de la sierra madrileña.
Y tomamos la decisión de tirar hacía el Valle de El Paular...
Al fondo podéis ver las montañas, que aún conservaban un poco de nieve, a pesar de llevar varios días con excelentes temperaturas.
El señor estaba mirando atentamente al río,
¿Qué estaría pensando? Se le ve tan concentrado...
¡¡Esta estampa tengo que inmortalizarla!!
Llegamos a las áreas de recreo del Mirador de Los Robledos...
Me encantó. Había un montón de familias y parejas tomando el sol en el campo,
con sus mesitas, toallas y tortillas de patatas, filetes empanados y ensaladas variadas.
Otro día hemos prometido volver más preparados...
Mi chico hasta se mojó los pies, estaba molido!!
Compranmos unos bocatas, unas cervecitas y unos refrescos y pasamos así la tarde.
Charlas, risas, pequeñas siestas...
Fotos...
¡¡Muchas fotos!!
Había que coger fuerzas para hacer el camino de vuelta a nuestro coche...

La vieja del visillo ya no estaba en su ventana...
¡¡Ciao Rascafría!!
¡¡Volveremos pronto!!

¿Conocíais Rascafría?
¿Os apuntáis al próximo picnic que hagamos?

My Instagram

Copyright © AMOR POR LA DECORACIÓN. Hecho con por Lorena Pose