escapadas

HOY COMPARTIMOS... UN DÍA PERFECTO

8:00:00,0 Comments

¡¡Hola amores!!

Que ganas tenía de que legara la cita mensual con "Hoy compartimos...", esta es la primera quedada del año de nuestro encuentro!!

Para los que no conozcáis "Hoy compartimos...", comentaros que es un encuentro mensual de blogs de contenido propio, que nos reunimos para postear un tema en común y desarrollarlo desde nuestras perspectivas.


Este mes el tema me va como anillo al dedo ya que hace bien poco que disfruté de uno de esos días denominados como perfectos. En mi visita a La Coruña, aproveché para escaparme un día a Combarro (Pontevedra). Fui acompañada de mi tía y pasamos un día genial, disfrutamos del paisaje, de la arquitectura del lugar y hasta hizo bastante buen día (por lo menos no nos llovió, que nos hubiera chafado bastante la excursión).


Combarro está situado a unos 6 km de la provincia de Pontevedra y está considerado como uno de los lugares con más encanto de Galicia. Es un sitio muy pintoresco, con sabor marinero y hórreos que miran al mar con sus redes de pescadores tendidas al sol

Está declarado bien de interés cultural como Conjunto Histórico y como Sitio Histórico.

Está situado un tanto escondido, al borde de la Ría de Pontevedra, y gracias a esta ubicación es lo que ha permitido que llegue hasta el siglo XXI manteniendo intactos una estructura urbanística y un estilo arquitectónico más propios del siglo XVIII o XIX. Su conjunto histórico es la más pura representación de la arquitectura gallega. Fue construyéndose adaptado al modo de vida tradicional de sus pobladores, marinero y agrícola

Elementos  arquitectónicos por los que se caracteriza Combarro: los cruceiros, las casas mariñeiras, y los hórreos, que se han convertido prácticamente en su símbolo. 
Combarro se construyó directamente sobre un bloque granítico, que los antiguos habitantes del pueblo utilizaron como material de construcción, y que aprovecharon como cimientos para las casas que todavía hoy se pueden ver.
Plaza de San Roque.
De pequeñas dimensiones pero que contiene maravillosos ejemplos de la arquitectura popular gallega
Donde los callejones transversales y las rúas se cruzan, aparece una pequeña plaza. Y en esa plaza un cruceiro... es así en todas las calles de Combarro.

Los cruceiros es uno de los elementos de la arquitectura popular gallega más representativos. 
Poseen un carácter simbólico sagrado y al mismo tiempo, una función protectora.
Se dice que como estaban situados frecuentemente en encrucijadas, se colocaban ahí para cristianizar lugares de culto paganos. La cultura popular cuenta que son lugares mágicos donde se reunían meigas, brujos o ánimas.
En el casco antiguo de Combarro existen 7 cruceiros, en todos ellos se representa la crucifixión de Cristo en su anverso, mirando a la tierra y en el anverso, una imagen de la Vírgen mirando al mar.
La "Rúa do mar" (calle del mar), la más comercial de la zona.
O Peirao (que significa muelle), es el punto neurálgico de la villa. Fue inicialmente puerto de pescadores donde se desarrollaban tareas de descarga de pescado e intercambio de productos alimenticios.  Las economías domésticas caminaban sobre dos pies: el mar y la tierra.

A este lugar acudían diariamente las mujeres a comprar, vender o canjear pescado y productos agrícolas. Y antiguamente, O Peirao era el lugar donde se celebraban las fiestas populares del pueblo.
Nos adentramos en la calle principal que se llama precisamente “A Rúa”. En ella encontraremos uno de los elementos del estilo arquitectónico de Combarro: las casas mariñeiras.
Es la vivienda más característica del pueblo: Casas adosadas, la planta baja dedicada a almacén de aperos de pesca y agrícolas, existiendo en la mayoría de los casos un lagar para la elaboración del vino para el consumo de la familia, una costumbre que llega hasta nuestros días.
No me digáis que no es curioso este detalle que adorna el contador eléctrico de la fachada de esta casa... desde luego se camufla a la perfección (hasta los cables) y está muy integrado con la arquitectura popular del pueblo.
El balcón es un elemento relevante en la casa combarresa. Se trata de la atalaya desde donde se domina visualmente ese mar tan presente en la vida cotidiana. Orientado al sur, sirve como lugar de secado de las espigas de maíz en los meses de otoño.
Otra de las singularidades de algunos de los cruceiros de Combarro es la mesa de piedra situada delante de los mismos. Se trata de una mesa-altar que las vecinas engalanan todos los años para la procesión del Corpus. Antiguamente las marchas fúnebres hacían un alto ante el cruceiro, y el ataud era posado sobre esa mesa para proceder al rezo de responsos por el ánima del difunto
Hay más de 60 hórreos en todo el pueblo y su ubicación (mirando al mar), no es casual... se debe a que antiguamente muchos de los vecinos de Combarro poseían tierras al otro lado de la Ría, por lo que decidieron que el mejor medio para transportar las cosechas sería por mar, y para ello, nada mejor que colocar las despensas justo en la costa, para descargar directamente las barcas sin necesidad de transportarlos por los complicados caminitos que entonces existían.
Este es el único cruceiros donde la imagen de Cristo mira al mar, aunque no es casual.... es porque la imagen de la Virgen del Carmen (patrona de los marineros), también está situada en la parte delantera y mirando al mar.

Espero que os haya gustado la visita y la historia de Combarro, seguro que much@s ya lo conocíais y los que no, lo apuntaréis como uno de vuestros destinos para visitar próximamente.

¿Qué es lo que más os ha llamado la atención de este pueblo con encanto?

Os animo a que visitéis al resto de participantes de este encuentro (haz clic aquí) y si queréis, podéis seguirnos también en Facebook.

También puede interesarte...

0 personas dicen...:

Tus comentarios son muy importantes para mí, sin ellos no sería capaz de mejorar y de seguir adelante con este blog.
¡¡Muchas gracias por venir y comentar!!