diariodeco

ANTES Y DESPUÉS DE MI DESPACHO-HABITACIÓN DE INVITADOS

9:00:00,0 Comments

¡¡Hola amores!!

Hace mucho tiempo que empecé a realizar cambios en mi habitación de invitados-despacho y han ido tan poco a poco, que casi no me acordaba de todas las cosas que hemos ido haciendo en este espacio.

Todavía le falta un cambio que quiero hacer, pero por el momento se puede decir que está terminado. Me queda pendiente tunear los cajones del mueble y pintarlos de blanco, además de cambiar todos los tiradores por otros redondos, de color rojo que son muy chulos. También quiero sacar el viejo escritorio que tengo al otro lado de la cama y poner una estantería baja donde colocar unas bonitas cajas y así poder guardar todas mis cosas... y quizás me anime a poner una alfombra finita en color gris... ya veremos!!

El dormitorio era el de mi chico cuando era niño y lo hemos ido adaptando y actualizando poco a poco. Nunca me gustó demasiado, pero va cogiendo forma. Os cuento en esta presentación, las claves más importantes que han hecho posible este cambio:
Y este es el después (a falta de esos detalles que os he comentado):
En mi mesa me gusta tener siempre a mano cuadernos de todos los tamaños, ahora tengo uno que me regaló mi querida amiga Beatriz Campillo, a juego con un estuche donde guardo bolígrafos y rotuladores. Me encantan las vespas!!

Fue todo un acierto el haber transformado la cama en sofá, ahora la utilizamos mucho más, incluso cuando viene gente a casa y tenemos que mirar algo en el ordenador.
Ahhh! la funda y los cojines de la cama son todos handmade.

Los bastidores que decoré con retales de tela, alegran muchísimo mi pared de trabajo.
En las baldas, como podéis ver, una mini yo en forma de fofucha, un transistor vintage (recuerdo de familia), un jarrón danés vintage de "La recova" y una lámina de "To the Wild", decoran las baldas que tuneé con aironfix.

La guirnalda de luces ha sido una de las última incorporaciones de la pared.

El cuadrito del perro es vintage, lo compré en una tienda de segunda mano y aunque es una autentica horterada friky, me hizo mucha gracia y me encantó incorporarlo en esa pared, como elemento kistch.
El cuadro de Cantinflas lo pinté yo hace muchos años y la marioneta del bandolero mexicano, era de mi chico.

También tengo a mano una mini nevera, donde guardo refrescos y alguna que otra cervecita... ¡¡Hay que refrescarse cuando se está frente al ordenador!! jejeje

Este cuadrito me lo hicieron en Nika Vintage, fue un regalo de Vero y Óscar que mi hizo mucha ilusión recibir... no podía estar en mejor sitio que en mi rincón de trabajo.

El colgador me lo regalaron los chicos de Tormenta y Marea y los novios pingüinos fueron un regalo de mi querida amiga Patricia Blanco.

La casita de pájaros es de Nika Vintage. Decoré la pared con una rama que cogí  en la calle, la pinté con spray blanco y la decoré con unos pajaritos de ganchillo de la tienda Casa.

Aunque todavía queda darle unas pinceladas para que esté totalmente a mi gusto, veo tan cambiada esta habitación que casi no me lo creo!!  Siempre ha sido la habitación que he considerado el "patito feo" de mi casa pero ya me voy sintiendo más a gusto en ella...

¿Os ha gustado el antes y después de mi habitación de invitados-despacho?
¿Qué cosas me sugerís que haga?

Con este post estoy participando en la fiesta de enlaces #diariodeco.

También puede interesarte...

0 personas dicen...:

Tus comentarios son muy importantes para mí, sin ellos no sería capaz de mejorar y de seguir adelante con este blog.
¡¡Muchas gracias por venir y comentar!!