tutoriales

CAMBIO RADICAL A UNA SILLA DE FORMICA AÑOS 50

11:40:00,14 Comments


¡¡Hola amores!!

¡Que ganas tenía de enseñarte esta transformación! Esta silla de formica se cruzó en mi vida una tarde de verano, cuando cansada y acalorada salía de mis clases de restauración y como por arte de magia, la vi metida en un contenedor de escombros, en el que además de esta silla, había otras dos más iguales que yo no me quedé por falta de espacio.

Inmediatamente y a pesar de su aspecto mugroso crucé la calle para ver si mis ojos estaban viendo bien, llevaba tiempo queriéndome hacer con una silla de este tipo y no me podía creer que tuviera tan a mi alcance varias... pues si!! había visto bien y eso que no iba con visión cazadora en ese momento y como os podréis imaginar, no dudé en cogerla y llevarla al taller de mi querida Beatriz "Restáuralo", donde doy clases todas las semanas desde hace unos meses.

Por fin he podido meterle mano, al principio no tenía muy claro que hacerle pero recordé que tenía guardada una tela a la que le había hecho un transfer hace unos cuantos años y que nunca había utilizado, fue una de estas cosas que haces porque te gusta mucho experimentar y que aunque no sabes que hacer con eso en ese momento, tienes la certeza de que te podrá venir bien en un futuro y mira por donde, al fin ha tenido un destino de lo más apropiado y divertido mi Frankestein adorado.

Voy a detallarte el paso a paso de todo lo que hice para transformar la silla ¿te parece? Vamos al lío, que además ha sido muy sencillo todo... (no tengo fotos del paso a paso del transfer porque como te digo, lo hice hace unos años, pero te prometo hacer un tutorial muy pronto de transfer en tela).

Materiales y herramientas:

  •  -Lana de acero
  • -Amoniaco
  • -Destornilador
  • -Lijas de hija
  • -Chalk Paint "La Pajarita"
  • -Medium textil "La Pajarita"
  • -Brochas
  • -Cinta de carrocero
  • -Tela para tapizar
  • -Grapadora y grapas
  • -Tijeras
  • -Espuma
  • -Cola de contacto

Lo primero fue desmontar la silla, sacándole todos sus tornillos, de esta forma trabajaremos mucho mejor.
Como puedes ver, el aspecto mugroso de la silla era importante, pero nada que no tenga solución...
 Con lama de acero mojada en agua con amoniaco, pulí todo el armazón de la silla.
Y también la madera de formica.
Los tornillos también presentaban un estado muy decadente, llenos de óxido, pero Beatriz me aconsejó pulirlos también con la lana de acero y aprovecharlos, ya que son de muy buena calidad.
Ahora que ya está todo limpio y reluciente, coloco cinta de carrocero para evitar manchar las zonas que no quiero pintar.
Elegí chalk paint de "La pajarita" que es la marca que más me gusta de este tipo de pintura y como verás, el color elegido es de lo más vintage y muy propio de la época de esta silla.
Di dos manos a todo y lijé ligeramente entre capa y capa.
Ahora toca el turno de tapizar...
Corté tres planchas de espuma en tres tamaños diferentes, de menos a mayor, con esto se consigue dar forma al asiento, redondeándolo.
Para unir las planchas entre si, usamos cola de contacto.
Así quedaron las dos primeras capas de espuma, ya pegadas al asiento.
Redondeamos las esquinas, imitando la forma de la silla.
 Ahora queda colocar la última capa de espuma, la más grande...
 La biselamos...
Y comenzamos a grapar...
 En la foto puedes apreciar la forma de grapar que realicé, dejando todas las esquinas sin grapas...
 Grapamos las esquinas, procurando hacer una forma bonita, estirando bien la espuma y sin demasiados pliegues.
Cortamos la espuma sobrante...
 Hasta que quede con este aspecto.
 Ahora toca colocar la tela al asiento y para ello hacemos lo mismo, grapamos para fijar bien la tela...
 Es conveniente que siempre grapes en paralelo.
 Y que prestes una especial atención a las esquinas.
  ¡Asiento tapizado!!
 Tenía muchas ganas de pintar en tela, así que elegí estos dibujos de murciélagos para que hicieran compañía a Frankestein.
 Para ello utilicé el medium textil de "La pajarita", que convierte la chalk paint y cualquier pintura al agua en pintura de tela... ¿no te parece una pasada?
Totalmente recomendable.
 Para utilizarlo basta con mezclar a partes iguales el medium textil y la pintura.
Y ponerte a pintar como una loca!! es totalísimo!! 
Y ahora si que si, este es el antes y después de mi silla de formica.
Tatatachánnnnnnnnnn...









Ahora que se acerca Halloween, me ha parecido un tutorial genial, ya que gracias a la cara de mi adoro Frankestein, creo que es una idea genial para decorar un rincón ese día, aunque yo la silla la voy a usar todo el año porque me tiene enamorada.
¿Os ha gustado este cambio?

Colaboración 
 la pajarita

También puede interesarte...

14 comentarios:

  1. ¡Increíble, Lorena! Nos ha encantado y alucinado la transformación que has llevado a cabo con el tono de pintura, y esa tela que tiene todo el arte. El toque de los murciélagos es el remate perfecto.

    Un beso enorme de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Lorena, esta genial!!! Es que además voy a participar en una exposición y pensé en hacer a Frankenstein bailando en una sala disco, y cada vez lo visualizo más con tu silla y con el descubrimiento de Ignacio. Preciosa tu silla, yo tengo dos de ese estilo, igual llenas de mugre esperando tu turno y viendo tu trabajo, me ha entrado ganas de ponerme ya jejeje
    Un abrazo
    Diana

    ResponderEliminar
  3. Quedó Genial!!! te felicito, has hecho un hermoso trabajo de transformación con esa silla.
    saludos!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Divina! ¡Ha quedado absolutamente espectacular! Me encanta el nuevo aspecto: el color maravilloso, las patas con la parte inferior sin pintar y la tela que es una locura.
    Un trabajo excelente Lorena.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Un cambio estupendo !! Me chifla la tela!! Es increíble como has dejado la silla, esta espectacular!!
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  6. Fantastico cambio,nos encanta!!!
    Has hecho muy buen trabajo,basta ver el estado en que se encontraba.
    El asiento fenomenal,y el color de la pintura un acierto.
    Nosotras en su día también tuneamos una y disfrutamos.
    Besos de las dos

    ResponderEliminar
  7. Como ha cambiado la silla! A mi la tela no me llama mucho porque no soy fan como tú pero has hecho un gran trabajo con ella. Las patas parecen otras,como más estilizadas.
    Qué invento lo del medium! Qué bien queda.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Un trabajo magnífico, muy minucioso, has quitado hasta el oxido de los tornillos, y la pintura de la pajarita me ha maravillado, el detalle de las patas pintadas hasta la mitad ...total....y la tela preciosa. Me encanta la silla
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Buenas noches Lorena! Recuerdo este ripo de sillas en casa de una de mis abuelas. Eran las típicas que estaban en la cocina y sacaban para Navidad cuando nos juntabamos toda la família. También recuerdo la pelea de no sentarse en ellas y, al que le tocaba, poner un cojín para no terminar con el culo plano, jeje! Le has dado una fabulosa transformación, me encanta.
    Ahora también se pelearán, pero por sentarse en ella.
    Besos, Vane.

    ResponderEliminar
  10. Que chulaaaaaa!!! Me encanta el color, me encanta el dibujo y los murcielagos me parecen de los mas divertido, no me extraña que vayas a usarla todo el año!!!! El cambio es espectacular!!! Enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar
  11. Madre mía Lorena!!!, la verdad es que había visto la foto del resultado final pero no el paso a paso. Menudo trabajazo que tiene pero ha quedado fantástica!, como te dije el otro día, yo vi dos al lado del contenedor pero estaban derretidas como si se hubiesen quemado y me dio una rábia, y más ahora después de ver lo bonita que te ha quedado la tuya!. Se ve que la has restaurado super bien y de forma muy profesional. Me encanta el resultado y tengo que corroborar que todo lo que haces en directo se ve mucho más bonito!!. Un besazo guapisima.

    ResponderEliminar
  12. Que pasada!! me encanta la tela de Frankestein!! <3
    Muy bueno el detalle de como has pintado las patas, me parece de fábula.
    No conocía la posibilidad del medium textil y me parece un acierto porque a veces sólo necesitas una poca de un color y con esto magia potagia!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. Que cambio mas buenisimo. Le diste un toque unico maravilloso mi enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para mí, sin ellos no sería capaz de mejorar y de seguir adelante con este blog.
¡¡Muchas gracias por venir y comentar!!