MI ANTES Y DESPUÉS

¡¡Hola amores!!

Aunque un poco fuera de fecha, quiero desearos un FELIZ 2017, que sea un año feliz para tod@s y que puedan cumplirse muchos de vuestros sueños.

Terminé el año y no pude publicar mi tradicional post de Navidad, ni desearos año nuevo... Tampoco pude hacer un post resumen del año, ni uno de propósitos, como casi todas mis amigas blogueras han hecho ya... Lo sé, ando bastante perdida por aquí últimamente, pero todo tiene una explicación...

Los últimos meses he estado más activa por las redes sociales (puedes seguir mis pasos en Instagram y Facebook), que por aquí, pero eso no quiere decir que vaya a dejar de publicar, ni mucho menos, precisamente estoy trabajando duro en un proyecto que me va a permitir tener más activo el blog, pero es un proyecto que me está robando todo mi tiempo y por ello, aunque estoy generando contenidos, no dispongo de tiempo para sentarme en el ordenador y tener un ritmo continuado, editar un post supone de mucho tiempo de preparación y no quiero ofreceros algo mal hecho, por lo que he tenido que bajar el ritmo, aunque no por ello la calidad de los post. 

Me gusta haceros partícipes de los cambios y novedades que me van surgiendo y es por ello que he visto más que necesaria esta explicación de mi bajada de actividad los últimos meses.


Llega un momento en el que hay que sentarse, respirar profundamente, detenerse a observar las pequeñas cosas... Esas que hace tiempo no te paras a observar, porque vas tan acelarada por la vida, que no tienes tiempo ni de sentarte a tomar un café, ni para hablar por teléfono con tus amigas o con tu familia... Disfrutar de la vida debería ser algo obligatorio, pero siendo sinceros ¿cuantos lo hacemos al 100%? 


No sé si a ti te habrá pasado, pero yo hace unos meses me di cuenta que mi vida necesitaba un ANTES y DESPUÉS. Creo que igual que podemos restaurar o tunear un mueble, nosotros también podemos restaurarnos, sacar lo mejor de nosotros mismos, pulirnos y reinventarnos.


Reflexionar sobre si es mejor estancarse o no abrir los ojos de una vez y echarle valor. No siempre es fácil hacerlo, porque para lanzarse   a la aventura.de dar un cambio drástico en tu vida, hay que encontrar el momento, pero créeme, acaba llegando!! Eso sí, tienes que tener una idea clara e ir a por ella, trabajando duro y no dejar que nada te entretenga por el camino.


Yo he optado por lanzarme, reinventarme y seguir mi instinto. Transformar lo sombrío y negativo en positivo, sumar y no dejar que nada me reste.


Y volver a llenar mi vida con todos los colores del arco iris. En definitiva, ser feliz con lo que hago, que no es poco...


Entre mis propósitos de este año, el más importante va a ser alejarme de todo aquello que no me sume... huir de lo negativo, de lo banal, de la gente tóxica, de la hipocresía, del egoísmo, de lo material... Prefiero a gente con valores, que oportunistas baratos. Menos es más, no solo en decoración...

Este 2017 lo quiero exprimir al máximo, organizar mi vida de otra manera, sé que los cambios no son siempre fáciles, pero no pienso desaprovechar ninguna oportunidad.


2016 ha sido un año de constante aprendizaje. Me ha enseñado muchas lecciones, buenas y malas, aunque de todas ellas he sacado algo positivo, me han echo más fuerte, más constante y más inhume a todo.


Espero que me sigáis en esta nueva aventura, 2017 va a ser un año lleno de cambios en mi vida. Me he fijado una meta que espero poder conseguir, de momento solo estoy dando pequeños pasos para poder alcanzarla... Prefiero que los pasos sean pequeños, pero firmes... y no agigantados y que la caída sea muy grande. 


Creo que poco a poco se construyen las grandes ideas y que   no importa que te pongan piedras en el   camino... 

Si una ventana se cierra, otra más grande y más bonita se abrirá...
Siempre habrá alguien que valore tu talento...
...Y que te ayude a cumplir tus sueños.
De momento me quedo construyendo mi propio sueño... molida pero feliz!!
Un besazo!!

My Instagram

Copyright © AMOR POR LA DECORACIÓN. Hecho con por Lorena Pose